La carrera más importante del año en los Estados Unidos tendrá 4 nietos del crack argentino en los partidores

Se acabó la espera. Se acabaron las palabras. Llegó la hora de la verdad y esta tarde bajo las míticas torres gemelas de Churchill Downs el histórico Kentucky Derby (G1-2000 m, arena, US$ 3.000.000 en premios) encontrará su ganador número 148. La carrera que abre la Triple Corona de los Estados Unidos, la más importante de todas en la hípica más competitiva del planeta, tendrá 20 aspirantes, gatera completa, en un anticipo de que si hay algo que seguro habrá es espectáculo.

No habrá en la cancha un Secretariat (Bold Ruler), un American Pharoah (Pioneerof the Nile), ni siquiera un Justify (Scat Daddy), pero esa ausencia de figuras bien destacadas se compensará con muchos nombres capaces de quedarse con la gloria y de empezar a meterse en los libros sagrados del turf.

Para Sudamérica, y la Argentina en especial, habrá varios motivos para sentirse orgullosos. En los partidores de la carrera por las rosas habrá 4 nietos del formidable Candy Ride, 2 paternos y 2 maternos, y todos ellos pueden tranquilamente llegar adelante. Lo del crack que nunca perdió ya no tiene calificación que resulte justa, lo suyo es sencillamente inigualable.

Taiba y Cyberknife son ambos por Gun Runner, el mejor continuador de la línea paterna del crack del Ojos Claros y que con su primera generación colocó dos crías en el Derby. El primero, invicto, está corriendo bárbaro y su triunfo en el Santa Anita Derby (G2) lo proyecta entre los más candidatos, y su hermanito viene de ganar nada menos que el Arkansas Derby (G1), sorprendiendo, es cierto, pero…

Epicenter (foto) y Simplification son dos hijos de Not This Time con una madre Candy Ride, y también están entre los principales cotizados. Aquél fue imparable en el Louisiana Derby (G2) y ahora busca la gloria absoluta, mientras que el segundo ganó el Fountain of Youth (G2) y luego escoltó a White Abarrio (Race Day) en el Florida Derby (G1), adversario con el que, por supuesto, se volverá a cruzar ahora.

Completando el panorama “sudamericano”, no puede pasarse por alto la presencia de Pioneer of Medina (Pioneerof the Nile), cuyo propietario es el chileno Oussama Aboughazale y su Sumaya Stable. El zaino a cargo de Todd Pletcher viene de terminar tercero de Epicenter en el Louisiana Derby, del que antes había sido cuarto en el Risen Star Stakes (G1).

Para la mayoría y para el morning-line el favorito es Zandon (Upstart), al cuidado de Chad Brown y que acaba de llevarse el Toyota Blue Grass Stakes (G1) en Keeneland, pero Mo Donegal (Uncle Mo), Smile Happy (Runhappy) y Messier (Empire Maker) son tan candidatos como aquél.

La jornada será un festival de grandes carreras, con el crack brasileño Ivar (Agnes Gold) reprisando en el Old Forester Turf Classic Stakes (G1); Aloha West (Hard Spun), ganador del Breeder’s Cup Sprint (G1) en pos del Churchill Downs Stakes (G1-1400 m, arena, US$ 750.000) ante el campeón Jackie’s Warrior (Maclean’s Music); Lady Speightspeare (Speightstown), In Italian (Dubawi) y Speak of the Devil (Wootton Bassett) en pos del Longines Churchill Distaff Turf Mile Stakes (G2-1600 m, césped, US$ 500.000); Jack Christopher (Munnings) como candidato para el Pat Day Mile Stakes (G2-1600 m, arena, US$ 500.000); y Sy Dog (Slumber) arrancando favorito en el American Turf Stakes (G2-1700 m, césped, US$ 500.000).

Fiesta grande la que se vivirá en Churchill Downs con el Kentucky Derby y su serie fantástica. Será cuestión de sentarse a disfrutar…