Cuidador y jockey volvieron a las fotos juntos con el invicto; Moon Wolf, el otro nombre destacado en las condicionales de lunes en Palermo

La temporada en el Hipódromo Argentino de Palermo va llegando a su fin y el balance es positivo desde lo económico. Más allá de la inflación galopante, el centro logró que sus días de carreras en la semana se vuelvan potentes en materia de apuestas, y una clarísima muestra se dio este lunes, cuando la recaudación trepó hasta excelentes 20.203.932. Si bien el juego del turf no mostrará crecimiento interanual, aplicando las variantes económicas, sí logró crecer mirándolo en pesos, como para esperar que en 2020 la curva evolutiva continúe creciendo. El secreto pasará, en mucho, por los atractivos en materia de pozos que se deriven al totalizador.

En la pista, este lunes sobresalió el tres años Tipesco, que mantuvo su invicto en su segunda salida al quedarse cómodamente con el Premio Misty Spring, sobre 1400 metros. El hijo de Roman Ruler y Tarabela (King’s Best), que había debutado haciendo centro de entrada a fines de octubre, corrió lejos en el comienzo, avanzó en la curva y dominó al promediar la recta, cruzando la meta con 3 cuerpos de ventaja sobre Olimpic Dreams (Most Improved) al cabo de muy buenos 1m21s62/100. Criado por el Haras Vacación y defensor de la caballeriza Ximena, Tipesco reunió después de mucho tiempo en el pesaje al preparador Jorge Mayansky Neer y al jockey brasileño Francisco Leandro que, según se cuenta, relanzarían su relación exitosa, pues José da Silva finalmente no será primera monta del profesional porteño.

Otro de los ganadores destacados del día fue el cuatro años Moon Wolf (Freud y Excesiva, por Ride the Rails, Haras Los Aguacates), que se lució en manos del aprendiz Leonardo Tello Elizondo quebrando casi sobre el disco a Suele Confundir (Most Improved), que había dominado en la mitad del derecho. Fue del pescuezo la diferencia para el crédito del Stud Las Monjitas y que está cargo de Carlos D. Etchechory, aunque fue presentado por Juan Manuel, su hijo. Después de un inicio de campaña dubitativo, Moon Wolf ganó en 3 de sus últimas cuatro salidas y ya empieza a pensar en el terreno jerárquico. Su tiempo para los 1400 metros fue de 1m22s42/100.