Brillante tarea de Juan Cruz para que el pingo de Romero y Tramo 20 salve media testa ante Chemin Du Ciel en el Clásico Blend (1600 m, césped)

Ironizamos en el anuncio del Clásico Blend (L-1600 m, césped) de este lunes en Palermo que “nos casaríamos” con El Consorte (Grand Reward), pero con temor a que “nos traicionara”… La cuestión es que el defensor del Urquiza no tuvo su mejor tarde, Ortega tampoco, y aunque no llegaba a doblar las posturas, para seguirla con los términos matrimoniales, El Consorte solo pudo ser “testigo” a 4 cuerpos de la áspera definición en la que Hole In One (Heliostatic) venció por media testa a Chemin Du Ciel (Equal Stripes). Todo en 1m35s50/100.

Adelante desde el salto, Chemin Du Ciel salió a mostrar temprano que su nueva modalidad de puntero es un acierto de la dupla Wilson/Mayansky Neer. Vigilado de cerca por El Consorte, Moreyra graduó el trámite haciendo que el Equal Stripes conservara resto (48s26/100), y cuando encararon la recta, el zaino enseguida mostró que entregarse no estaba en sus planes. Por dentro Villagra atacó con Hole In One, mientras Ortega abría a El Consorte y “se quedaba quieto” en las primeras dos cuadras de recta, lo que alentó a los fierreros a pensar que el piloto guaraní todavía no había jugado el resto del pupilo de Quique Martín Ferro. No había, sin embargo, mucho más a la vista para la mayoría, porque la definición desde los 200 quedó convertida en un mano a mano entre Hole In One por dentro y Chemin Du Ciel a su lado, Villagra y Moreyra sin guardarse nada…

Los dos  cruzaron a palo puesto, aunque se vio que el pingo de Tramo 20 había salvado una leve ventaja, el fallo fue de media cabeza y los aplausos virtuales fueron entonces para Juan Cruz y Gustavo Romero. La estadística ganadora del nieto de Lode trepa ya a 12 victorias en 27 salidas, 9 de esos impactos de nivel clásico, con la cúspide aquella tarde del Gran Premio San Isidro (G1-1600 m, césped) a fines de octubre pasado, también con Villagra como factor gravitante con una tarea sin fallas. Enemigo en las apuestas, Hole In One devolvió 3,50 por peso …

Tercero a 4 cuerpos, El Consorte aportó poco al espectáculo. Se esperaba verlo pelear adelante con más empeño, sobre todo viendo que sus dos últimas victorias, la del Ecuador (G2-1600 m, césped) en octubre y la del y el Clásico Buenos Aires (G3-1600 m, césped) de enero, los consiguió saliendo a mostrar el camino sin medias tintas. Los demás, con Joy Filoso (Filoso Emperor) en el cuarto escalón, cumplieron con sus roles de partenaires, sin incidencia en el desarrollo…