La jornada tendrá muchas condicionales interesantes y un fuerte aporte en materia de incrementos y asegurados

Todavía, más que seguro, se escucharán los ecos de la gran jornada de este sábado en Palermo. Pero, como siempre, la rueda del turf no da descanso y, por eso, a horas de que se haya iniciado la Triple Corona, llegará el turno de una nueva jornada en el Hipódromo de San Isidro, desgraciadamente, compitiendo con el partido por las eliminatorias mundialistas entre Argentina y Brasil, nada menos.

Tiene con qué hacerle frente el Jockey Club a tamaño espectáculo deportivo, pues preparó una fecha bien entretenida en lo condicional, nutrida de atractivos pozos y una doble cuota jerárquica conformada por los clásicos Condesa (G3-1000 m) y Bayakoa (L-1400 m), el primero para yeguas desde los 3 años y el restante exclusivamente para potrancas, ambos en el terreno de césped.

En el Condesa todo es bastante parejo, aunque teniendo en cuenta la gran actuación que viene de cumplir en el Clásico México (G3) del Argentino, la 3 años Maestra Druida tiene una linda oportunidad de alcanzar la mejor victoria de su joven campaña. La hija de Master of Hounds fue tercera a 1 cuerpo de Force Majeure (Manipulator), liderando desde el salto y hasta poco antes de la meta y si no siente el volver a correr tan seguido, será durísima de vencer.

Esa tarde La Hilary (Grand Reward) se frustró al quedar fuera tras escaparse de los partidores, y ahora estará otra vez en los partidores tratando de hacerle sentir a sus rivales todo el peso de su amplia experiencia.

La tarde del Ocurrencia (G3), My Dear Dream (Unbridle’s Dream) corrió espectacular, secundando Che Maga (Violence) desde 1 1/2 cuerpo y mostrándose siempre activa. Ese mismo día, con boletos grandes, Soul Food (Sebi Halo) (foto) fue apenas quinta, pero volando bastante más bajo de lo que se preveía, por lo que se le da el pleno derecho a tener revancha.

El Bayakoa, en tanto, mostrará por primera vez en el plano jerárquico a la invicta Walnut Grove (Orpen), que después de ganar debutando por 5 cuerpos ratificó todo su poderío al repetir por 4 y en buenisimos 1m21s58/100.

La reservada de La Manija se mide con otra ganadora dual como Che Evasora (Greenspring), que por 4 largos logró el ascenso, para luego repetir por medio cuerpo en la arena de Palermo. Vuelve al césped y tiene condiciones grandes.

El Stud RDI pone en la pista a Lilica (War Command), de notable gestión la tarde de las 1000 Guineas (G1), luchando adelante con Tropeadora (Daniel Boone) para rematar cuarta a 11 1/2 cuerpos de su hermana paterna Polvorada. Sumó gran experiencia y si la aprovecha puede tranquilamente terminar adelante.