El hijo del crack argentino ganó el Rebel Stakes (G2) en Oaklawn Park y sumó 50 valiosos puntos en la carrera hacia el primer sábado de mayo en Churchill Downs

HOT SPRINGS, Arkansas (Especial para Turf Diario).- El crack argentino Candy Ride, uno de los mejores padrillos del mundo, sumó el sábado último en Oaklawn Park una nueva ilusión de ganar por primera vez el Kentucky Derby (G1) con el triunfo que alcanzó su hijo Confidence Game en el siempre importante Rebel Stakes (G2), corrido sobre 1700 metros en la arena fangosa y dotado con 1.000.000 de dólares en premios.

Preparado por Keith Desormeaux y con la siempre precisa conducción de James Graham, el zaino fue implacable cuando atacó por cuarta línea en la curva final para dominar al pisar el derecho y galopar firme hacia el disco, frenando por 1 cuerpo la carga de Red Route One, este por Gun Runner, el mejor continuador hasta el momento de la línea paterna del “hijo del viento”.

Titular de dos victorias condicionales, y quinto en el Iroquois Stakes (G3) cuando en septiembre del año último hizo su primer intento gradual, Confidence Game había preocupado a todos con su pésimo comportamiento en el paddock pero, a la hora de la verdad, fue pura potencia para dar un salto de calidad a su campaña.

“Perdió la cabeza en la previa, por lo que me preocupé mucho hasta que llegó a la pista. James trabajó para calmarlo luego y volvió a ser el de siempre. Es un tanto inmaduro, pero cuando la carrera comienza ya empezó a mejorar mental y físicamente”, contó Desormeaux, ya aliviado.

Confidence Game costó la bicoca de US$ 25.000 durante las Keeneland September Sales de 2021 y tiene por madre a Eblouissante (Bernardini), ni más ni menos que la propia hermana de la crack Zenyatta (Street Cry), de la G1 Balance (Thunder Gulch) y de Treasure Trail (Pulpit), que produjo a Long Island Sound (War Front), actual padrillo en el Haras Abolengo en Argentina, justamente, la cabaña donde nació Candy Ride.

Para Confidence Game fueron 50 los puntos que sumó en la carrera hacia el primer sábado de mayo y ahora podría ser de la partida dentro de algunas semanas en el Arkansas Derby (G1).

Para Candy Ride, el sábado fue un día productivo pues en Gulfstream Park se lució Candy Man Rocket, otro de sus hijos, prevaleciendo por 2 cuerpos sobre Uncle Ernie (Talent Search) en el Gulfstream Park Sprint Stakes (L-1200 m, arena, US$ 125.000 de bolsa), prueba en la que el chileno Super Ocho (Dubai Sky) terminó quinto.