El francés Athos II fue el primero en lograr la hazaña, y luego se sumaron Pitillo, Old Man, Mouchette, Macon, el uruguayo Romántico, Filón y Storm Mayor (foto)

Por Diego H. Mitagstein

Ganar el Gran Premio Carlos Pellegrini (G1) es una de las misiones más difíciles para cualquier caballo. Pero hacerlo en 2 oportunidades es algo sólo reservado para los elegidos. Desde que en 1897 el inglés Stiletto (Beaudesert) se quedó con la primera edición de la carreras más importante cada temporada en Sudamérica, sólo 8 ejemplares han conseguido llegar al double-event, 7 de ellos antes de 1950 y desde entonces apenas uno, Storm Mayor (Bernstein), héroe en las versiones de 2005 y 2006, bajo la mano del inolvidable Juan Esteban Bianchi.

Pues bien, el sábado en el Hipódromo de San Isidro el cuatro años Cool Day (John F Kennedy) intentará sumar su nombre a esa lista de cracks, cuando salga a buscar una victoria que le permita calcar lo que sucedió en 2020, en ese final inolvidable en que puso coraje para batir a dos guerreros como Pinball Wizard (Orpen) y Village King (Campanologist), con el detalle de que este último volverá a estar entre sus oponentes ahora.

Siempre es bueno hacer un poco de historia, y repasar los caballos que ganaron 2 veces el Pellegrini seguramente traerá nostalgia y sensaciones de épocas mejores para la hípica. El primer vencedor dual fue el francés Athos II (Zut), que con la chaquetilla del Stud Entre Ríos cruzó adelante en 1890 y 1892, repitiendo al poco tiempo la hazaña de imponerse en años no consecutivos Pitillo, un hijo de Neápolis y Picardía que defendía los colores del Stud El Derby, ganando en 1897 y 1899.

El inicio del siglo XX trajo pronto el doblete del inolvidable Old Man (Orbit), el formidable pingo del Petite Ecurie que se lució allá por 1904 y 1905, y también la consagración de Mouchette (Pietermaritzburg) como la única yegua capaz de conseguir semejante logro, imponiéndose en 1911 y 1912, con jockeys distintos.

En 1925 Macon (Sandal) cerraba una campaña increíble venciendo en el Pellegrini, y a los 12 meses el invicto lo hacía de nuevo. El otro “extranjero” en llegar al double-event fue el uruguayo Romántico (Caboclo), que terminó adelante en 1938 y 1939, lo mismo que conseguiría en 1944 y 1945 otro nombre fuerte: Filón (Full Sail), en ambas ocasiones con Irineo Leguisamo en su montura.

Pasarían nada menos que 60 años hasta que Storm Mayor arrancaba su doblete en 2005 y lo cerraba en 2006. En unas horas nomás Cool Day buscará sumar su nombre a esa lista de ídolos del turf, en una misión bien complicada pero que es factible, ya que después de reprisar ganando la Copa de Oro (G1) es uno de los máximos candidatos.