En una actuación notable, el caballo brasileño puso todo su coraje y quedó a nada de un grito gigante; el chileno Brown Storm vino adelante, pero terminó cerrando la marcha

ARCADIA, California (Especial para Turf Diario).- Luchó, le puso toda la garra del mundo, pero en el disco Country Grammer arruinó el sueño del caballo brasileño Royal Ship y le ganó por apenas la cabeza un final épico en el Hollywood Gold Cup Stakes (G1-2000 m, aena, US$ 301.000 de bolsa), una de las tres carreras de máxima escala que dieron forma al programa del lunes en Santa Anita Park.

Lo del hijo de Midshipman fue excelente, casi perfecto, ratificando que en la tierra y en la distancia tiene mucho por hacer, confirmando, pese a la derrota, lo bien que había ganado antes el Californian Stakes (G2) y, además, la mano inoxidable de Richard Mandella para entrenar caballos nuestros. Un crack.

No le fue bien, en cambio, al chileno Brown Storm (Scat Daddy), el otro sudamericano en los partidores, que corrió adelante hasta la última curva, cuando lo desbordaron Country Grammer y Royal Ship. De allí en más todo fue pobre para el crédito del Stud Matriarca, que fue sofrenado en la recta y terminó cerrando la marcha alejado.

La punta cambió de lider un par de veces en esa recta final apasionante; pareció que era de Royal Ship, y luego que Country Grammer iba a ganar con más facilidad. Pero el corazón del brasileño y la potencia de Mike Smith lo hicieron volver en el final para achicar diferencias y caer ahí nomás. A otros 4 1/4 cuerpos, en otra carrera, Express Train (Union Rags) fue tercero, quizás, excedido otra vez por la distancia.

Propiedad de WinStar Farm LLC, que lo adquirió en enero último durante las ventas de Keeneland en training y por 110.000 dólares -hoy una bicoca-, Country Grammer llevó al efectivo Flavien Prat en sus riendas y ahora muestra un récord de 3 victorias en 8 salidas, con premios por US$ 377.320, la mayoría de ellos recaudados este lunes.

Se trata del primer hijo ganador de G1 para Tonalist (Tapit), que presta servicio en Lane’s End Farm, un hermano materno de la placé gradual Joyful Cadence (Runhappy), ambos en Arabian Song (Forestry), en un pedigree donde aparece como tercera madre la generosa Willstar (Nureyev), apenas ganadora de 1 carrera en Francia, pero madre de la campeona Etoile Montante (Miswaki), que a su vez produjo a la G2 Starformer (Dynaformer), madre del actual muy corredor Flavius (War Front), todos para Juddmonte Farms.