Yeguas madre viajarán a la Argentina y a Brasil para ser servidas por los mejores padrillos, con la colaboración del Gobierno y Casinos, fundamental

El turf uruguayo y su organización vienen dando muestras hace ya un tiempo de estar en la avanzada de Sudamérica, apoyada la industria en el apoyo enorme que recibe permanentemente del Gobierno, sin importar a esta altura el “color” del mismo. Por eso, no asombra que allí se emprendan ensayos interesantes para buscar una mejora general en el nivel del turf, ya sea de sus ejemplares como en la categoría de sus carreras.

Ya en 2019 la Asociación de Criadores del Caballo Puro de Carrera del Uruguay (ACCPC) había ejecutado un plan de trabajo que los llevó a poder importar para la temporada y desde el WinStar Farm de los Estados Unidos al padrillo Overanalyze (Dixie Union). El éxito de la apuesta fue rotundo, ya que el zaino resultó líder en venta de servicios para el calendario anterior.

Aquél fue el primer paso del Programa de Mejora Genética (PMG), ese que ahora emprende una segunda etapa, quizás, todavía más ambiciosa. Con el mismo la entidad elevar la calidad de los pedigrees de los productos nacidos en Uruguay, fortalecer la competencia y elévage de dicha hípica y, especialmente, hacer crecer y elevar la oferta en el mercado interno para estar a la altura y lograr satisfacer el paladar cada vez más exigente de los propietarios.

Este segundo paso, absolutamente inédito allí, consta en trasladar yeguas madre de criadores uruguayos hacia la Argentina y Brasil para ser preñadas por los más destacados padrillos que están trabajando en ambos países, en condiciones especialmente beneficiosas que la ACCPC alcanzó vía un “régimen de exportación temporal”.

En el parte de prensa de presentación del proyecto se ofrecen las características principales de la nueva propuesta, que será ampliado mediante una conferencia de prensa que los principales dirigentes de la entidad ofrecerán este fin de semana en el Hipódromo Nacional de Maroñas.

1) Será abierto a todos los criadores uruguayos, sean socios de la ACCPC o no.

2) Aplicarán para realizar el viaje yeguas madre vacías, vacías y con cría al pie.

3) Los costos totales (por animal y tanto para Argentina como para Brasil) será de 1500 dólares, incluyendo trámites de salida e ingreso temporal en los países involucrados, fletes de ida y retorno, análisis de laboratorio, tarifas del Stud Book en destino, despacho aduanero y gastos de frontera).

4) Unicamente se adicionará a la cifra mencionada en el punto anterior el valor del servicio del padrillo elegido por el criador y las pensiones .

5) Para disponer de mayor seguridad, tranquilidad y profesionalismo, la asociación ha dispuesto contar con una persona local en los países hacia los que viajarán las yeguas para realizar un seguimiento individual y periódico de cada ejemplar mediante un informe semanal.

La asociación dispuso un dato bien importante para facilitar el viaje de las yeguas y es establecer haras de concentración y punto de partida cercanos a las fronteras. Aquellas madres que crucen a la Argentina se alojarán en el Haras Bettina, y las que se envíen a Brasil lo harán en el Haras Don Martín, ubicados en Mercedes y Melo, respectivamente. De esta forma se logra, además, acortar los traslados.

La ACCPC recalca en el parte que “Esta histórica propuesta es resultado de varios meses de mucho trabajo y de múltiples gestiones frente a diversos organismos como OSAF, el Stud Book de todos los países involucrados y diferentes instituciones del ámbito nacional, con el detalle no menor de haber contado con el agrado y el apoyo general, facilitando trámites, acortando burocracia y, principalmente, reduciendo los costos para poder llevar adelante el programa”.

El desafío de Criadores no queda allí pues, paralelamente, para ofrecerle a los haras interesantes alternativas a nivel nacional con servicios de padrillos radicados en Uruguay, se invita a todos los haras que dispongan de reproductores a que trasladen sus propuestas de servicios para Criadores, a los efectos de poder colaborar en trasladarlas y promocionarlas entre todo el universo de socios.

El paso 2 del Programa de Mejora Genética no es ni más ni menos que una circunstancia que se da con absoluta normalidad en Europa, donde las yeguas son trasladadas alrededor del continente para ser cubiertas por el padrillo que el criador disponga, o también en los Estados Unidos entre los diferentes estados. Por su ubicación, Uruguay está relativamente cerca en distancia de Argentina y Brasil, incluso menor que entre ciertos países del viejo continente. Claro, aquí habrá una ventaja fundamental: un costo de traslado acomodado.

La primera fecha de partida está prevista para la semana que va entre el 27 de agosto y el 3 de septiembre, por lo que la ACCPC le solicita a los interesados anotarse cuanto antes, ya que las yeguas viajarán según el orden de confirmación.

Sin dudas que el Programa de Mejora Genética que ejecuta la ACCPC es una novedad a nivel continental y que apunta claramente a llevar al turf uruguayo más lejos, con el tiempo como aliado. El resultado se verá en las pistas, pero también luego en las cabañas.