El hijo de Dynamix ratificó su posición como el producto más rápido del momento en el Clásico Paats (L)

Los 300 metros finales de Storm Dynamico son infernales. En otra demostración estupenda, el potrillo ratificó su liderazgo entre los velocistas jóvenes alzándose con el Clásico Guillermo Paats (L-1000 m, arena), que completó la pierna jerárquica del sábado en el Hipódromo Argentino de Palermo.

No es de esos especialistas en la corta que salen volando de los partidores. Sí arranca fuerte, pero lo mejor de su parte suele verse allí donde los demás comienzan a cansarse, a la hora de la verdad.

Tal como lo había hecho hace un mes en el General Lavalle (G3), el hijo de Dynamix y Stormy Fable (Bernstein) fue imparable cuando Mariano Joel López lo exigió de firme, tras “esperarlo” durante buena parte del desarrollo mientras Elcisa (Angiolo) marcaba el camino con claras ventajas.

El favorito dominó por los 200 metros y no encontró mayores inconvenientes para mantener a raya a Springdom (Sebi Halo), su escolta desde 1 1/2 cuerpo en la meta y de prometedor estreno en el plano jerárquica, con la única experiencia de haber ganado debutando. A otros 2 cuerpos, De Simoca Key (Key Deputy) fue tercera, todo tras brillantes 53s55/100…

Al cuidado de Angel Piana, el potrillo del Stud La Númer 22 es el más ganador de su generación, totalizando a la fecha 5 triunfos sobre 8 presentaciones, llegando segundo o tercero en las tres restantes. Con más de 2 millones de pesos en premios acumulados, Storm Dynamico da muestras de que cuando le toque enfrentar a los mayores, los tendrá en un arco.