El hijo de Casamento se quedó con el Princess of Wales’s Stakes (G2) en Newmarket

NEWMARKET, Inglaterra (Especial para Turf Diario).- El festival de carreras de julio en Newmarket tenía en su jornada de apertura la gran atracción del Princess of Waless Tattersalls Stakes (G2-2400 m, césped), donde Masar (New Approach), ganador del Epsom Derby (G1) la temporada anterior, lucía como gran candidato tras reprisar durante Royal Ascot.

Pero, para sorpresa general, el alazán de Godolphin estuvo desconocido, cerró inesperadamente la marcha y le cedió el total protagonismo de la historia a Communique, que superó por 1 3/4 cuerpo a Mirage Dancer (Frankel), el hermano materno de Forge (Dubawi), que en 2019 se iniciará como padrillo en el Haras Carampangue de Argentina.

Cargando exigentes 135 libras, con una penalidad de 3, el hijo de Casamento y la clásica Midnight Line (Kris S.) debe ser considerado muy en serio de cara a las grandes carreras que se vienen, pues ha mejorado muchísimo este año, ganando también el Roaring Lion Jockey Club Stakes (G2).

Sobre la mala gestión de Masar, diría luego Charlie Appleby, su entrenador: “Estaba tan bien como podíamos tenerlo, sano y bien. Odio usar una excusa cuando algo no sale bien, pero no pasó de galopar y vino siempre muy abierto. Como siempre, esperaremos a ver cómo sale de la carrera para tomar una decisión. Después de que reprisara teníamos muchas expectativas de verlo en su mejor forma, pero no pasó”.

En los otros clásicos del día, Royal Lytham (Gleneagles) se lució en el Tattersalls July Stakes (G2-1200 m, césped), para dos años; y Spanish Mission (Noble Mission) fue el héroe en el Bahrain Trophy Stakes (G3-2600 m, césped).

Este viernes, la gran atracción en Newmarket será el Tattersalls Falmouth Stakes (G1-1600 m, césped), para yeguas desde los 3 años.