El hijo de Heliostatic intentará ratificar su brillante 2019 en el Invierno, ante bravísimos rivales

Lunes feriado, turf en la arena del Hipódromo Argentino de Palermo y un clásico bárbaro desde donde se lo mire como máxima atracción, ¿qué más se puede pedir? Bueno, en realidad, como pedir se pueden pedir muchas cosas, por ejemplo, acertar, pero…

Gran figura en el Invierno (1800 m, arena) resulta el ascendente Dancing Again, que está disfrutando de una temporada fantástica, sólo empañada por el positivo que se le descubrió tras su tercer lugar en el Gran Premio de Honor (G1). Ganador de los clásicos El Virtuoso (L) y General Belgrano (G2), fue además brillante tercero detrás de Alampur (Catcher In the Rye) y Emotion Orpen (Orpen) en el Gran Premio República Argentina (G1), datos que justifican su favoritismo más allá de que bajará en la distancia y de que tendrá varios rivales de los que cuidarse.

Uno de ellos es Enzo de Oro (Lingote de Oro), que también viene hacia arriba, tal como lo confirmó quedándose con el Clásico Malvinas Argentinas (L), de punta a punta y batiendo a Calcolatore (Tawqeet). Y otro, Willander (Sigfrid), titular de G1 en su juventud y que ya de veterano sigue dando pelea seria, sin ir más lejos, quedando segundo a medio largo de Hat Mario (Hat Trick) en el Clásico Blend (L).

Tras su frustrada actuación en las Estrellas, Mallol (Manipulator) intentará trasladar al terreno jerárquico su andar casi imparable en lo condicional, mientras que El DT (Señor Candy), el segundo titular de G1 que estará en los partidores- ganó el Montevideo de potrillo…- la ocasión puede ser ideal como para borrar de un plumazo sus dos cercanos bajones. Don Rayito (Freud) no quedó lejos en el Blend y aspira a que sumar experiencia lo ayude a mejorar, y completa el grupo el experimentado Braeval (Incurable Optimist), que cedió ante Elmaestrodelarte (Art Master) en San Isidro hace unas semanas.