El hijo de Heliostatic había llegado cuarto en esa prueba, y en Francia se detectó la presencia de dexametasona

Desde hace unos meses ya los análisis antidoping de las carreras de G1 que se resuelven en la Argentina son enviados a Francia para su estudio, siguiendo el lineamiento de la Federación Internacional de Autoridades Hípicas. Pues bien, acaba de llegar la primera mala noticia con el positivo del rendidor Dancing Again después de su cuarto lugar en el Gran Premio de Honor (G1), que se corrió el 6 de abril último en la arena del Hipódromo Argentino de Palermo.

Según fuentes del hipódromo, que confirmaron el rumor, al hijo de Heliostatic se le detectó dexametasona, por lo que ahora se aguardan los descargos y la contraprueba para proceder o no a las sanciones correspondientes.

Dancing Again volvió a correr luego de aquella gestión, llegando tercero a cabeza y medio cuerpo de Alampur (Catcher In the Rye) en el Gran Premio República Argentina (G1), en una situación anómala pero inevitable ante los tiempos que demanda el circuito de enviar los estudios a Francia.