En la pista donde ganó el OSAF, el hijo de Storm Surge se mide con varios rivales conocidos y otros en ascensos

Como para ir entrando en calor antes del Nacional (G1), el Gran Premio Palermo – Copa Haras Firmamento (G1-1600 m, arena) reunió a varios de los mejores milleros del momento, en una categoría que no ha mostrado un liderazgo definido y que arrojó un ganador diferente en cada uno de los turnos más importantes que se han disputado hacia el momento.

El ranking se ordenará un poco más ahora y, de regreso a Palermo, Nacho Surge (Storm Surge) intentará lavar rápido el sexto lugar que alcanzó en el Gran Premio San Isidro (G1), hace un mes, cuando cruzó detrás de Willander (Sigfrid), Pinball Wizard (Orpen) y Top One Scape (Cityscape), segundo, cuarto y quinto aquella tarde, respectivamente, y con los que ahora volverá a enfrentarse.

Fue en esta pista y distancia donde Nacho Surge se quedó con el Gran Premio de las Américas – OSAF (G1), aventajando por 4 cuerpos a Dar La Paz (Roman Ruler), otro con los que se cruzará nuevamente en el Palermo, para luego ceder ante la fenomenal Seas Alabada (Sebi Halo) cuando tentó fortuna en el Clásico 9 de Julio (G2), sobre el céspes del Jockey Club.

Willander sigue dando que hablar a sus 7 años y apostará otra vez a su atropellada, mientras que Pinball Wizard tiene una linda oportunidad como para refrendar los laureles recientes. Top One Scape, en tanto, siempre es una amenaza.

Sobre Dar La Paz, habrá que decir que el plan inicial era apuntar al Gran Premio Joaquín V. González (G1) sureño, pero se lo vio tan bien de mañana que el objetivo cambió. Como los dos anteriores, a su campaña le está faltando un éxito grande para despegar.

De 3 años e invicto, Don Empeño (Exchange Rate) choca en el máximo nivel luego de que se anulara una condicional en la que fue anotado. Sus dos victorias fueron de alta factura y su andar en privado justifica su inclusión en un lote tan competitivo.

Desde Rosario avisan que Pembe Savanna (Mount Nelson) está listo para la hazaña, con trabajos impresionantes y apoyado en dos excelentes conquistas condicionales dentro de sendos lotes durísimos.

Power Up (Key Deputy) no es menos que nadie  y así lo dejó en claro retomando la buena racha en los handicaps Servicio Veterinario del Hipódromo de Palermo y Silfo, mientras que Es Torrent (Sidney’s Candy) y Bekir (Endorsement) no le van en zaga a nadie y aspiran a tener un protagonismo de los centrales.