La hija de Agnes Gold se impuso en el Clásico Carlos Sáenz de Zumarán y Ricardo Zumarán Arocena; Strange Ave dio la nota otra vez en la velocidad

MONTEVIDEO, Uruguay (Especial para Turf Diario).- Definitivamente, “la verdad de la milanesa” está en el césped para Demi Moore, que este domingo retomó la senda ganadora quedándose con el Clásico Carlos Sáenz de Zumarán y Ricardo Zumarán Arocena (1500 m), sobre terreno húmedo.

No había sido de carrera al probar suerte en la arena en el Gran Premio Ciudad de Montevideo (G1) la hija de Agnes Gold, que antes, y también en el verde, había dado el gran golpe al batir a la argentina Escabiar (Portal del Alto) en el Clásico Uruguay – Longines Cup (G3), la tarde del Longines Latinoamericano (G1).

Con José da Silva en sus riendas, la pupila de Antonio Cintra respondió a su favoritismo dando cuenta por el pescuezo de Polimerasa (Trinniberg), quedando tercera a medio cuerpo Qué Felicidad (Brujo de Olleros), en un final espectacular y tras 1m30s14/100.

Para la reservada del Haras La Concordia fue su tercer triunfo, que no sólo sirvió para devolverla a los primeros planos, sino también para ratificarla como referencia en el trazado de grama maroñense.

En el otro turno jerárquico del día, el Handicap Especial Francisco Anaya (1100 m, arena húmeda), volvió a ser muy bueno lo de Strange Ave (Sloane Avenue), que con la chaquetilla del stud argentino Los Nelson despachó como si tal cosa y por 3 1/2 cuerpos a Discreet Queen (Discreetly Mine) y se postula ya para los clásicos de la velocidad con ímpetu.