El caballo pampeano lleva 3 triunfos consecutivos y ahora va contra un rival que hace una semana se lució en la recta

Otro domingo de carreras en el Hipódromo Argentino de Palermo, y otro domingo donde el juego será mucho más bajo de lo que podría, ante el panorama tradicional de muchas bocas de expendio cerradas por la imposibilidad de nuestras pistas y los prestadores de servicio de ponerse de acuerdo, en una carrera donde nadie quiere perder, pero al cabo de la que sólo pierde el turf, regalando dinero.

Serán 12 turnos por total y con la base del Clásico Pablo Gustavo Falero, para caballos desde los 4 años bajo escala de peso por edad y sobre 1200 metros en la arena, en otro cruce estupendo de una categoría como la velocidad con codo que clama por grandes carreras.

Después de 3 victorias consecutivas cargando pesos muy elevados, el pampeano Despacito (Sabayón) (foto) no dará ventajas esta vez en los kilos, en el camino de afirmarse en la división y de casi visar su pasaporte hacia una posible actuación en el Clásico Ciudad de La Plata (G2). En la arena de San Isidro ganó el Clásico Juan C. Etchechoury, aquí se llevó luego el Handicap Potrillazo y cerró su cosecha venciendo en el Especial Forli de La Plata.

Despacito tendrá un rival durísimo en Lorenzo Rye (Catcher In the Rye), que sale de la recta para volver a una distancia en la que ya supo destacarse y mucho. Cargando 62 kilos fue una aplanadora hace 10 días para imponerse en el Handicap Grandes Fustas por 3 cuerpos sobre Star Cause (True Cause), en 53s94/100. Otra vez confiado a Francisco Leandro, el platense se hará sentir en los tramos finales.

Omar Ilarione se ilusiona con Top Rimoute (Remote), que estará en un tiro y pista que siempre le sentó de maravillas, y hábitat en el que ganó el Handicap Equal Stripes, sin contar su éxito en el Clásico Adolfo Giovanetti de San Isidro.

Después de larga ausencia, Martell (Ilusor) reprisó llegando quinto en el Especial Maldivas de La Plata, hace algunas horas, y es otro caballo que tiene con qué sobresalir, mientras que el Stud Tinta Roja va por más con la yunta que conforman Encarrilado (Fragotero) y Canturriando (Heliostatic), atravesando una racha infernal de victorias.