Ganador del Gran Premio Suipacha (G1) de 2019 superó lesiones en ambas entrecuerdas y reprisa en el Clásico Aristophanes

Calzonetti no es el principal candidato para ganar esta tarde en Palermo el Clásico Aristophanes (1000 m, arena), aunque si es el dueño de una historia que se lleva toda la previa, digna de ser contada. Después de 1108 días (una eternidad para cualquier caballo), el tordillo que tocó el cielo con las manos tras ganar el Gran Premio Suipacha (G1) de 2019 sobre el césped del Hipódromo de San Isidro, pega la vuelta en busca de una nueva oportunidad.

Hijo de Zensational, y propiedad del Stud El Clan Corrientes, los mismos colores del “eterno” Expressive Smart, Calzonetti se lesionó las entrecuerdas de ambas manos en el Gran Premio Maipú de ese mismo 2019. “Tenía dos agujeros ‘así'”, grafica con sus manos Walter Suárez, que junto a María Fernanda Alvarez siempre tuvieron a su cargo al sprinter. Luego, agrega: “Se lo soltó y ya había vuelto al stud en una oportunidad, pero no aguantó. El dueño lo vio bien y después le quiso dar otra oportunidad, por eso se le realizó un tratamiento con plasma y células madre con la doctora De Benedetti y ahí empezó la historia de su regreso”.

Dice el entrenador que la idea no es ganar, sino que se saque de encima la larga inactividad y quede sano para intentar correr en diciembre el Gran Premio Félix de Alzaga Unzué, aunque imposible sacarle la ilusión a nadie de su equipo ni a los allegados del tordillo de cumplir una vuelta llena de gloria, como para que todo tenga un final (o un comienzo, tal vez…) perfecto.

Calzonetti, también ganador del Clásico Estrellas Junior Sprint (G3) tendrá sólo 4 rivales en el Aristophanes, entre ellos a Renio Joy (Fortify), de calificadas aptitudes y que hace una semana en Dolores ganó el Clásico Gran Premio Municipalidad de Dolores, con mucha facilidad y en un tiempazo de 57s90/100.

Anguila de Coral (Santillano), la única yegua del lote, vuelve a la pista de sus 3 triunfos tras quedar tercera en el Handicap Sandal, mientras que Le Bronx (Le Blues) e Igualito a Ti (In the Dark) buscarán dar la sorpresa.

Claro, todos estarán mirando a Calzonetti, el caballo de la historia de película. El que desafía todo en pos de poder volver a ser el que fue.