A la campeona argentina se le rajó el casco de su mano derecha y no volverá a correr hasta el año próximo, según informó Ignacio Correas (h.), su entrenador

LEXINGTON, Kentucky (Especial para Turf Diario).- Pese a que no deja de ser una mala noticia, Ignacio Correas (h.) está tranquilo y repleto de ilusiones. El entrenador informó que la campeona argentina Didia sufrió un problema menor y que tendrá para 30 días más de recuperación, por lo que esta temporada ya no volverá a competir y los objetivos se centrarán en 2023.

“Se le rajó el casco de su mano derecha, y por lo menos tiene para un mes más. No es nada complicado, pero siempre la idea es no apurarse y pisar sobre seguro, más con una yegua de su calidad. El timing no es bueno, por supuesto, pues teníamos un lindo objetivo por delante para tratar de cerrar el 2022, pero ahora ya está y hay que estar tranquilos. Seguramente pensemos en un clásico en el césped de Tampa Bay Downs para después ir a Keeneland. Didia nos tiene muy entusiasmados a todos”, contó el profesional desde su stud.

Yegua del Año y Campeón 3 Años de 2021 en Argentina, después de ganar el Clásico Federico de Alvear (G2) y los grandes premios Enrique Acebal (G1) y Copa de Plata (G1), este último ante las mayores, Didia marcha invicta en dos presentaciones en la Unión.

Debutó allí venciendo en una condicional complicada en la grama de Colonial Downs, para luego regresar a ese hipódromo y vencer en el Thoroughbred Aftercare Old Nelson Stakes (L), en ambos casos con excelente estilo.

Criada por el Haras La Manija y propiedad del Merriebelle Stable LLC, los mismos colores que en su momento lució la crack Blue Prize (Pure Prize) y con los que por estos días también compite la ya clásica aquí Bellagramba (Grand Reward), Didia es uno de los muchos ejemplares sudamericanos que esta temporada han dejado bien en alto el prestigio del turf nuestro en los Estados Unidos, y, por supuesto, es además una de las esperanzas más potentes de cara a lo que vendrá.

Dicen que no hay mal que por bien no venga, y quizás el problemita en el casco le permita a la zaina un descanso ideal para asentarse, seguir creciendo y poder empezar el mes próximo otra vez con su preparación hacia los grandes festejos que a su alrededor todos están seguros de que puede acercar más temprano que tarde. Hay motor, hay corazón y hay calidad, Correas (h.) lo sabe mejor que nadie y por eso aquella tranquilidad que se mencionaba en el comienzo…