La potranca y los potrillos salieron de perdedores en Palermo; cuatriplete de Francisco Leandro (foto)

Como todo día de grandes carreras, el plano condicional tuvo amplia presencia de productos, siempre viviéndose enmarcadas en la ilusión de encontrar figuras a futuro; nombres capaces de hacerse fuerte a lo largo del exigente proceso selectivo en los principales escenarios nacionales.

La oferta porteña en la materia el miércoles 1 de mayo arrancó bien temprano con el Premio Kiriaki (1200 m, arena), para potrancas perdedoras y donde la debutante Distinguida Zenda (Remote y Distinguida Halo, por Southern Halo), reservada del Stud-Haras Firmamento, respondió a su andar en privado y al respaldo mayoritario del público haciendo centro de entrada al superar por 2 cuerpos a Eladia Vuelve (Suggestive Boy). 

Un ratito más tarde, entre los grandes premios Montevideo (G1) y Jorge de Atucha (G1), llegó el primer turno del Premio Glory Seattle (1200 m, arena), donde la tercera fue la vencida para Illuminer (Hurricane Cat e Invocare, por Roman Ruler, Haras Vacación), que cargó de firme en el derecho para cortar cerca de la meta el vuelo del puntero Ultimado (Señor Candy) y superarlo por apenas 3/4 de cuerpo.

Fue doblete para Nicolás Gaitán, que también presentó a Distinguida Zenda, aunque ahora haciendo equipo con Eduardo Ruarte, luego de sacarse su primera foto del día con Francisco Leandro.

La última de las pruebas para dos años fue la división de la anterior, con otro debutante al tope. En este caso las fotos fueron para Roman Joy (Fortify y The Rosy, por Hennessy, Haras La Biznaga), que pasó de largo en el final sometiendo por medio largo a Shack Radio (Equal Stripes). Al cuidado de Carlos D. Etchechoury, pero presentado por Juan Manuel, su hijo, el crédito del Stud El Angel de Venecia le dio el tercero de sus cuatro victorias en la tarde al látigo brasileño Francisco Leandro.

Habrá que mencionar también que las estimaciones realizadas por el Hipódromo Argentino de Palermo dieron que durante toda la tarde desfilaron por sus instalaciones alrededor de 100.000 personas, una cifra impresionante y que hacía mucho tiempo no se lograba.