A los 54 años, el legendario jockey japonés guió volvió a la silla del hijo de Heart’s Cry para devolverlo a la victoria

NAKAYAMA, Japón (Especial para Turf Diario).- A los 54 años, el legendario jockey japonés Yutaka Take ganó su cuarto Arima Kinen (G1-2500 m, césped) en las riendas de Do Deuce, poniéndole un broche de oro a una temporada difícil, en la que un accidente lo tuvo alejado bastante tiempo de las pistas.

A 33 años de haberse quedado con la carrera en las riendas de Oguri Cup (Dancing Cap, 1990), habiendo guiado a Deep Impact (Sunday Silence) en 2006 y a Kitasan Black (Black Tide) en 2017, Take estuvo magistral como siempre, demostrando que todavía tiene mucho más por dar en una hípica donde dominó por mucho tiempo.

Do Deuce había abierto su 2023 venciendo en el Kyoto Kinen (G2) con Take, antes de que este se lesionara, pero venía de sufrir dos derrotas seguidas tras perderse a último momento el Dubai Turf (G1) de Meydan, en marzo. Sin la compañía de su jockey perfecto, el hijo de Heart’s Cry fue apenas séptimo en el Tenno Sho Autumn (G1), para luego quedar cuarto en la Japan Cup (G1), en ambos casos, con Equinox (Kitasan Black) como vencedor.

Reunido nuevamente con Take, Do Deuce vino corriendo relajado durante la mayor parte del recorrido, atropelló en la recta y terminó superando por medio cuerpo a Star on Earth (Duramente), con Titleholder (Duramente) llegando tercero a 1 largo, mientras el favorito Justin Palace (Deep Impact) completaba la cuatrifecta a la cabeza, todo tras 2m30s9/10.

“Fue muy lindo poder volver a montar a Do Deuce y ganar esta carrera ante tan buenos oponentes. Se enojó en un moment y debí controlarlo para que no se apurara, pero respondió notable en la recta con una carga terrible hacia el disco. Estaba decidido a probar que estaba hecho para las grandes carreras”, contó Take, emocionado.

El Arima Kinen, también conocido como Grand Prix, le ofrece a los aficionados japoneses la posibilidad de votar qué caballos serán de la partida. No fue sorpresa que ese ordenamiento lo encabezaran el mencionado Equinox y la potranca Liberty Island (Duramente), aunque ninguno pudo ser de la partida.