El turf vuelve esta tarde y Amiguito Lunático (foto) va por el Invasor (G3); Forty Cinque es candidata para el Blue Prize

Pasó la Navidad y por algunos días, antes del corte por el año nuevo, el turf retomado su habitualidad. Será este domingo en el Hipódromo de San Isidro, donde se disputará una entretenida reunión que tendrá dos platos fuertes con los clásicos Invasor (G3-1400 m, césped) y Blue Prize (2000 m, césped), el primero para todo caballo de 3 años y más edad y el restante para yeguas desde los 3 años, este último, bajo régimen de handicap.

En diagonal, el Invasor aparece a tiro como para que Amiguito Lunático continúe por la senda del crecimiento, en pos de lograr su tercer Lauro consecutivo y el quinto al cabo de sus 6 salidas más cercanas. El hijo de Todo Un Amiguito viene de imponerse en el Clásico Orangel (L) y en el Handicap Sideral y aquí choca con los experimentados ganadores de G1 Nacho Surge (Storm Surge) y Expressive Smart (Expressive Halo).

Hay promesa de desarrollo veloz, y en ese contexto crecerán las posibilidades para Sonny Bill (Portal del Alto), que, después de vencer en el Clásico Primavera, rescató un positivo sexto lugar en el Gran Premio Joaquín S. de Anchorena (G1), y el lote lo completan Oppidum (Portal del Alto) y Never Pony (Most Improved), bien capaces de dar la sorpresa.

En el Blue Prize, en tanto, se prefiere a Forty Cinque (Ecólogo, 53 kg.), que vuelve a ir liviana y todavía está en deuda con lo que se espera de ella. En su camino estará Buena Brújula, lista para atropellar como cuando se quedó con el Handicap Jerry Honor y olvidar si noveno puesto en la Copa de Plata (G1). Tanto Jueza Coraje (Cosmic Trigger) cuando Che Silvina (Greenspring) llegan por la misma línea y son peligrosas, como Foolin (Suggestive Boy), de mejoras pronunciadas en sus más cercanas actuaciones.