Luego de finalizar cuarto hace doce meses, el reservado de San Benito tratará de prevalecer en una carrera que pinta apasionante

Las carreras en la milla porteña tienen ese no se qué… Son apasionantes, cautivantes, capaces de provocar asombro con algunos resultados. Allí hay que ser veloz, pero resistente, porque se corre a fondo siempre, pero también hay que llegar. Este sábado se disputará una nueva edición del Gran Premio Palermo (G1), para caballos desde los 3 años y, como siempre, el show estará rondando.

Hace exactamente un año, Don Empeño se animaba con 3 años e invicto de dos carreras, cediendo en los tramos finales para quedar cuarto de un Pinball Wizard (Orpen) que empezaba a hacerse famoso. Ahora el hijo de Exchange Rate vuelve por la revancha, adulto, con las ganas intactas. Tras aquella gestión falló sobre el césped en el Anchorena (G1) y luego perdería sorpresivamente una condicional, aunque tras el corte por la pandemia retomó su mejor nivel.

Reprisó venciendo en una condicional para luego hacer galope largo en el Clásico Orange (L) de San Isidro, ante rivales sin demasiados títulos, pero dejando una impresión soberbia. Vuelven a subir las exigencias para el reservado de San Benito, que desafía a Power Up (Key Deputy), el titular del Gran Premio Estrellas Mile (G1) y que ahora buscará ratificar su gran momento. 

Con ellos también estarán Nacho Surge (Storm Surge) y Chemin du Ciel (Equal Stripes), de regreso ambos a la pista en que han obtenido sus mejores resultados después de terminar segundo y tercero, respectivamente, en el Gran Premio San Isidro (G1) ganado por el ahora ausente Hole In One (Heliostatic).

Se suma al lote con mayores expectativas Endomondo, ya dejando atrás el mal trago que significó su cuestionada conquista en el Clásico Carlos Gardel (L), apareciendo butasolidina en su primer exámen, pero después corregido por el CENARD.

El veterano Joy FIloso (Filoso Emperor) siempre tiene a mano su poderosa atropellada si hay un tren violento, y vaya si aquí puede darse esa posibilidad; en tanto, Daniel Boone (Roman Ruler) parece haber recuperado la memoria en circuitos menores y está de nuevo en la cancha donde hace un par de años conquistó el Gran Premio Montevideo (G1). Es Torrent (Sidney’s Candy) tiene experiencia y buscará aprovecharla, mientras que si Roberto Pellegatta anotó a Twisty Sun (Exchange Rate)…