En su distancia favorita, los 1400 metros, el reservado de San Benito se mide con Top One City y Seteado Joy, 1-2 en la última Polla

Ultrasonido era chico, bien chico; si apenas pasaba los 435 kilos. Sin embargo, en ese cuerpo que “no decía nada” escondía un motor fuera de borda que, para quienes lo vieron correr, lo transformó en un ícono. Ganó la Polla y el Jockey Club, el San Isidro, el Palermo y el República Argentina, todos de G1, siempre con la chaquetilla del Stud Don Henry y preparado por Luis A. Riviello.

El inolvidable hijo de Noble Quillo y Ultrasonic, por El Botija), Caballo del Año en 1988, tendrá su recuerdo este lunes en el Hipódromo de Palermo, con un clásico en su nombre sobre 1400 metros y en la arena, y que reunió una nómina de participantes digna de un gran premio.

Alrededor de las 18,15 se largará la central porteña, para caballos desde los 3 años bajo escala de peso por edad y donde Don Empeño (Exchange Rate) buscará hacerse sentir en su distancia preferida y ante los potrillos Top One (Cityscape) y Seteado Joy (Fortify), 1-2 en la última Polla.

El reservado de San Benito estuvo lejos de responder en la milla del Gran Premio Joaquín S. de Anchorena (G1), pero ahora volverá al tiro en el que consiguió 3 de sus 4 triunfos hasta el momento, incluído el Clásico Orange (L). Antes de su tropiezo en el internacional de la milla de San Isidro, el zaino había terminado segundo de Power Up (Key Deputy) en el Gran Premio Palermo (G1), siempre con su táctica de correr adelante, a matar o morir.

Top One City corrió 2 veces luego de quedarse con el primer paso de la Triple Corona, defraudando un tanto en el Joaquín V. González (G1), terminando sexto, y mejorando algo al llegar tercero en el Invasor (G3). Seteado Joy, en tanto, que antes de perder con el anterior había vencido en el Estrellas Juvenile (G1), fue quinto en el Jockey Club (G1), repitiendo colocación en el mencionado Anchorena.

Otro nombre fuerte que tendrá el Ultrasonido es el de Curioso Master (Mastercraftsman), que ganó debutando, cedió su invicto reprisando post pandemia y rápidamente desquito volviendo a la victoria, prevaleciendo en la milla local y por medio cuerpo sobre Roman Pleasure (Roman Ruler). Quizás le falte experiencia en este nivel, pero calidad parece tener de sobra.

Y queda por decir que Es Torrent (Sidney’s Candy) estuvo desconocido en el Clásico Buenos Aires (G3), sobre el césped, pero ahora tratará de parecerse a ese que ante se impuso en el Clásico Cipol, también en la grama, por 3 cuerpos sobre Guapo Malevo (Endorsement).