El potrillo de San Benito fue brillante cuarto en el Palermo y ahora busca revanchas y batir a El Consorte

No habrá descanso en el Hipódromo de San Isidro, con los tres grandes premios uno detrás del otro, al estilo americano, ese que mantiene la adrenalina al tope y que es probadamente efectivo. Después del Unzué (G1) y antes del Pellegrini (G1), los milleros tendrá una cita de alto vuelo en el Gran Premio Joaquín S. de Anchorena (G1), sobre el césped, obviamente.

Actual “patrón de la vereda”, El Consorte (Grand Reward) intentará reafirmar la corona que se calzó tras imponerse en el Gran Premio San Isidro (G1), aunque da la sensación de que la historia aquí será bastante diferente. Por un lado, porque el lote de rivales será mucho más severo; por el otro, porque el desarrollo no tendrá respiro, con una posible lucha por la punta que puede jugarle en contra.

“La línea” del Gran Premio Palermo aporta los nombres de Pinball Wizard (Orpen), Bekir (Endorsement), Top One Scape (Cityscape) y el potrillo Don Empeño (Exchange Rate), cruzando en ese orden y separados por apenas medio cuerpo, cabeza y otra vez medio largo. De todos ellos, Don Empeño tiene la ventaja de los kilos por su juventud y si no se enoja como hace un mes, será durísimo.

Allí no terminan los nombres importantes, pues también se alinearán en los partidores Hat Mario (Hat Trick) y Nacho Surge (Storm Surge), ambos ya ganadores en el máximo plano. Aquél se quedó con esta misma competencia hace doce meses, de la mano de una atropellada formidable y que tratará de replicar ahora; el restante falló en el San Isidro y en el Palermo, pero haber ganado el Gran Premio de las Américas (G1) y secundar a la crack Seas Alabada (Sebi Halo) en el 9 de Julio (G2) son motivos suficientes como para mantenerle el crédito abierto.

Willander (Sigfrid), que aquí de potrillo ganó el Gran Criterium (G1), había escoltado a El Consorte en el San Isidro antes de patinar en el Palermo, y como su calidad es a prueba de balas, habrá que tener los ojos bien abiertos con el zaino.

Rafter (Equal Stripes) aporta todavía más calidad, pues después de ganar el Reconquista (L) y el Ecuador (G2) en fila se portó de maravillas en el San Isidro, completando la trifecta bien cerquita…  Por dentro, la yegua Bamb Harlan (Harlan’s Holiday) se anima ante los machos apoyada en su reciente triunfo en el Marcos Levalle (G2) platense y esperanzada en repetir la hazaña de Infiltrada (Footstespsinthesand), heroína de este mismo trofeo en 2013.