Será este sábado, desde las 14 y en las instalaciones de la primera de esas cabañas; los hijos de Qué Vida Buena son atracción

LA FRANCIA, Córdoba (Especial para Turf Diario).- El VIII Gran Remate Otoño de los haras Don Florentino y La Valkiria llega este sábado en las instalaciones de la primera de esas cabañas, en esta pequeña localidad, con la posibilidad de correr una Polla el año próximo en Curuzú Cuatiá.

En las versiones anteriores de la subasta encontraron dueño el ganador de G1 Perro Callejero (Qué Vida Buena) (foto) y los destacados ganadores clásicos Yacaerán (Santillano), Take Tat (Qué Vida Buena) y Sunset Strip (Qué Vida Buena), entre otros, como para estudiar el catálogo con ilusión.

Son 23 en total los productos 2021 que pasarán por el ring, incluyendo hijos del consagrado Qué Vida Buena (Bernstein), del G1 Got Talent (Easing Along) y del campeón Touareg (Easing Along), cuyas primeras crías ya están haciendo ruido tierra adentro. Además, un grupo 12 de yeguas madre también estarán a disposición.

Con las preofertas corriendo, y con fecha de cierre este viernes, hasta el momento el más buscado es Artista Callejero (Qué Vida Buena y Street of Love, por Street Cry), ni más ni menos que el propio hermano del mencionado Perro Callejero, ganador del Gran Premio Montevideo (G1) y actual padrillo en Don Florentino; de Bar de Copas, vencedor en el Clásico Estrellas de Villa María; y de Vida Callejera, que fue tercera en el Clásico Estrellas Cordobesas de Villa María.

La puja también es grande por Pasado de Copas (Qué Vida Buena y Premurosa, por Indygo Shiner), un propio hermano del muy corredor Qué Presumido, titular de 3 victorias en San Isidro y Palermo y segundo en el Clásico Propietarios (L).

Tiro Perfecto (Touareg y Tina Key, por Key Deputy) es otro de los potrillos que más se están moviendo en las preofertas, con el pedigree de Furious Key (Key Deputy) y la recordada Makaha (Compatible).

La cita será entonces este sábado desde las 14 horas con formato presencial en el Haras Don Florentino, donde seguramente la fiesta será grande, y con los Grimaldi y Alfredo Farioli tratando de que cada uno de los presentes se lleve una ilusión bajo el brazo.