El caballo de San Benito, doble vencedor de grado en el césped, vuelve a la cancha donde falló en el Joaquín V. González (G1)

LA PLATA.- Con un premio bajísmo de 2.625.000 pesos esperando en el disco, se correrá esta tarde en el Bosque una nueva versión del Clásico Fortunato Novara (G3), para caballos desde los 3 años bajo escala de peso por edad y con una milla de recorrido, siendo el pase central de otra jornada de bolsillo allí, donde no se aprovechó en absoluto el feriado para brindarle al público una propuesta superadora, atractiva.

Ya pedirle a la dirigencia del turf nacional que se le caiga una idea es gastar pólvora en chimangos (y en todos los casos, sin excepción), por lo que no quedará otra que resignarse a la mediocridad y a ver ya casi como imposible modernizar una actividad que se quedó en el tiempo y que, de seguir por este camino, dentro de unos años será historia o quedará reducida a su mínima expresión. Por más pesimista que suene, es la dura y cruda verdad.

En el Novara serán sólo 7 los participantes, en un grupo ahí nomás y que no ayudará a que mantenga a futuro su condición de G3. La oportunidad luce única para Don Latido, que si bien mostró lo mejor de su repertorio sobre el césped, hará un nuevo intento en la arena.

Seguramente con cancha alterada, el ganador de los clásicos Pippermint (G2) y República Federativa del Brasil corrió sólo una vez en la tierra y aquí, terminando décimo quinto en el último Gran Premio Joaquín V. González (G1).

El hijo de John F Kennedy viene de descoltar desde 4 cuerpos al potrillo Intense for Me (Fortify) en el Clásico Buenos Aires (G3), sobre la grama porteña, y aquí se cruza con otro 3 años, Código Postal (Seek Again), que por primera vez competirá en la cancha donde es entrenado.

Con 2 triunfos en 5 salidas como carta de presentación, reprisa luego de varios meses de inactividad, pues salió de circulación allá por septiembre, cuando terminó séptimo en el Clásico Coronel Miguel F. Martínez (G2) que ganó Ever Daddy (Daddy Long Legs).

Antes de fracasar en el Handicap Advocate céntrico, Sell Side (Sebi Halo) había vencido aquí en el Clásico Oswaldo Aranha (L), y ahora va por la revancha, mientras que D’Or Van (Van Nistelrooy) aporta amplia experiencia y puede dar el golpe.