El potrillo de San Benito se lució en los 1400 metros del Premio Mikonos Beach, derrotando por 3 cuerpos a Quality Boy en un gran tiempo de 1m20s25/100, sobre el césped

Siempre se dice que no hay dos sin tres, y así fue para Don Latido, que este domingo desembarcó con resultado ideal sobre el césped del Hipódromo Argentino de Palermo, llegando a la pierna de triunfos consecutivos y dándole razones a sus allegados para ilusionarse con hazañas de otro tenor.

El Premio Mikonos Beach, para productos de 3 años titulares de 1 ó 2 victorias y sobre 1400 metros en la pista interna de grama, era una de las condicionales más potentes de la fecha, y el hijo de John F Kennedy fue un dominador contundente. Del Stud-Haras San Benito, y con el respaldo de Carlos D. Etchechoury y William Pereyra, desde “abajo y desde arriba”, el alazán resolvió la cuestión con bastante facilidad y devolviendo a sus seguidores un suculento dividendo de $ 4,95.

A la expectativa y por dentro, Don Latido dejó que entre Quality Boy (Asiatic Boy) y Galán de Moda (Galán de Cine) se disputaran la delantera, pasó entre medio de ambos a poco de haber llegado al derecho y, abriéndose (cómo cuesta que los caballos mantengan la línea…) se distación en las dos cuadras finales.

El disco lo encontró con 3 cuerpos de ventaja sobre el mencionado Quality Boy, mientras Jungle Music (Bodemeister), compañero de aquél, descontaba para ser tercero a otros 2 largos, todo después de 1m20s25/100 en una cancha bien rápida. Le Vrai (Bodemeister), el favorito, sólo pudo rematar quinto, tras mostrarse bastante difícil en la previa a la partida.

Don Latido tiene por madre a Doña Alaska (Asiatic Boy), que no llegó a competir pero es nieta de Doña Polenta (Candy Stripes), formidable sprinter de los Basombrió y de la que surgieron los ganadores de G1 Don Empeño (Exchange Rate), Doña Ley (Orpen), todos con el denominador común de Handle With Care (Woodmand), una de las fundadoras de San Benito y que sigue haciendo historia a casi 30 años de su desembarco en nuestro país desde los Estados Unidos, donde fue adquirida con fines reproductivos.