Sobresalen en el Clásico Lord At War (L-1200 m, arena) y en el Handicap El Virtuoso (1800 m, césped)

En comparación a la reunión del último miércoles, la que se vivirá esta tarde en el Hipódromo de San Isidro, casi, casi, que se parece “a la de un sábado”. Algunas condicionales de nivel atendible y doble cuota jerárquica es el menú a disposición para los aficionados, que, como siempre, deberán sufrir los pozos asegurados, una práctica que tanto en el Norte como en La Plata hace tiempo domina los “atractivos” de las apuestas.

Sobre 1200 metros y en la arena se disputará el Clásico Lord At War (L), para todo caballo desde los 3 años, la prueba más importante del día, acompañado por el Handicap El Virtuoso (1800 m, césped), bajo idéntica categoría que el anterior.

En el tributo al inolvidable campeón de Diane Perkins y San Francisco de Pilar da la sensación de que Don Trueque lleva las de ganar. El hijo de Orpen que Jorge Mayansky Neer prepara para el Stud Castañón viene de caer por dos cuerpos ante Naturalizer (Not for Sale) en el Handicap Whipper In, y conoce de memoria la categoría.

Rivales bravos no le faltarán, tal el caso de Chalchalero Key (Key Deputy), que reprisa tras casi cuatro meses de ausencia, tras bajar la guardia en el Gran Premio Joaquín S. de Anchorena (G1). También estará en los partidores Seattle Mond (Seattle Fitz), que amagó con recuperarse en Palermo y que en octubre último cayó por apenas el pescuezo ante el candidato en el Clásico Telescópico.

El tordillo Mystery Man (Zensational), como siempre, buscará hacerse fuerte en la punta, mientras que Very Continental (Campanologist) ganó en tres de sus últimas cuatro salidas y va por más.

Un rato antes, en el Handicap El Virtuoso, la presencia de Global Kid (Global Hunter, 57 1/2) (foto) le da un toque extra de calidad. El caballo que fue segundo la última temporada en el Clásico Ensayo (G2) y en el Gran Premio Jockey Club (G1) viene de tomar confianza en una condicional tras rendir por debajo de lo esperado en el Carlos Pellegrini (G1) y en el Martínez de Hoz (G1), y el escenario luce ideal.

Desde Palermo llega Es Sicario (Lizard Island, 55), que cortó una serie de tres triunfos consecutivos quedando cuarto de Dancing Again (Heliostatic) en el Clásico El Virtuoso (L), pero del centro.

Después de un período ausente de las marquesinas, El Gran Gitano (Sixties Icon, 57) viene queriendo recuperarse, tal como dejó en claro en su más cercana salida, escoltando desde 3 cuerpos a Thunder Blue (Honour and Glory) en el Handicap El Serrano. Ya en el terreno de las sorpresas, Braeval (Incurable Optimist, 55 1/2) es una opción más que potable, pues antes de quedar quinto en el Clásico Regimiento de Granaderos a Caballo (L) había batido a Japonés Rye (Catcher In the Rye).