La hija de Morning Line se llevó de punta a punta el Handicap Saint Simon, sobre una milla

El Handicap Saint Simon (1600 m, arena), la prueba más importante que tenía la jornada del miércoles en el Hipódromo de San Isidro, contaba con una presencia superlativa en Joy Velika (Fortify, 59 1/2 kg.), una cuadra delante de todas sus rivales en materia de antecedentes.

La yegua del Stud San Isidoro fue una sombra, jamás logró salir de los puestos de retaguardia y, en el otro extremo, fue Dona Alice (54) la que brilló alto, alcanzando de punta a punta la victoria más trascendente de su campaña.

Venía de ceder en una condicional ante los machos la hija de Morning Line, que se agrandó al frente con un Eduardo Ortega Pavón en sus riendas que manejó a la perfección los ritmos. Sin oposición al frente, fue vital ese primer parcial de 25s36/100, lo que le permitió ahorrar energías para lo que vendría.

El otro ítem que fue fundamental, fue la diferencia que la ganadora sacó al pisar la recta y que le permitió mantener a raya las atropelladas de las livianitas Splend Nistel (Van Nistelrooy, 50 1/2) y Etoile de Epinal (Mount Nelson), que la secundaron en ese orden desde 1 cuerpo y separadas por medio entre ellas, todo tras 1m34s92/100.

Al cuidado de Ricardo Cardón -fue presentada por Carlos Cardón- para la caballeriza Luisana, Dona Alice le dio a su campaña carácter jerárquico y profundizó su positiva actualidad.