La campeona argentina terminó 2 1/2 cuerpos de la inglesa Uni en su excursión a Del Mar

DEL MAR, California (Especial para Turf Diario).- Para Dona Bruja terminó este domingo en el hipódromo local su temporada 2018. La campeona argentina fue quinta de la inglesa Uni en el Matriarch Stakes (G1-1600 m, césped, US$ 300.000 de bolsa), y ahora será tiempo de descansar unas semanas y empezar a pensar en 2019, instalada en Tampa Bay Downs.

Con Declan Cannon en sus riendas, la hija de Storm Embrujado a la que adora Iván Gasparotto, su propietario, atropelló en el derecho y descontó, pero nada pudo hacer para arrimar peligro, principalmente, por la distancia que le sacaron sus rivales en la parte final de la curva, la parte que más le costó.

Así, abierta y embalada, la pupila de Ignacio Correas (h.) superó a varias de sus adversarias en su carga, pero eso sólo le bastó para concluir a 2 1/2 cuerpos de la pupila de Chad Brown, vencedora por medio largo de Daddy Is a Legend (Scat Daddy)