Los duelos  del Seductor y Dr. Ignacio Pavlovsky (2000 m) llevan el sello de los Etchechoury en sus candidaturas

Se vienen 48 horas a puro San Isidro y aunque a los miércoles suelen tocarles los caramelos con menos relleno de la semana, esos masticables que se van dejando en el fondo del paquete hasta que son los únicos de la oferta, en este caso hay que admitir que en el reparto al miércoles le fue mejor que al jueves, y ofrece dos handicaps largos en el pasto muy interesantes.

La cita incluye 14 carreras desde el mediodía, y el primero de esos largometrajes pasteros será el el Handicap Seductor (2000 m, césped) en la sexta, donde la gente de Santa María de Araras juega una yunta que viene amasando con paciencia en procura de que se conviertan de a poco en las que sigan la huella de Fanciful (Heliostatic) y tantas buenas yeguas que vistieron la blusa carioca y azulgrana desde los años ’80… Porque si en rigor empezáramos a hacer memoria, llenaríamos un libro desde aquellas fotos con Valdivieso tantas veces con el brazo en alto…

Bien, volvamos a estos días de tribunas obligadamente vacías, y contemos que en el Seductor las herederas de aquellas grandes gestas son Bianca Jay (Roman Ruler) y la alazana Safona (Aerosol), aquella con Rodrigo Blanco lista a cargar en el derecho y esta otra con Fabricio Barroso seguramente más cerca del fuego, para que en lote breve como el que les toca no derive en “sorpresas desagradables” (sobre todo los muchachos metalúrgicos que las elijan en la ventana). La Roman Ruler escoltó a Bellagamba (Grand Reward) en el Alvear (G2-1800 m, césped), quedando corta arriba, luego bajó un poquitín la guardia cruzando cuarta de la misma Grand Reward del Trío en el Acebal (G1-2000 m), pero salvó una pausa tapando a Asian Princess (Asiatic Boy) y está lista para desatar otra carga que su gente espera que sea letal y signifique su primera foto de jerarquía.

Los colores de Pozo de Luna también tienen archivo pastero para regalar, y con Henestrosa (Treasure Beach) quieren extender su gran momento actual (apilan 16 triunfos en lo que va de 2021, a notable promedio de casi uno por semana), y Ortega se encargará de traer cerca a la zaina de Nicolás Martín Ferro, gran enemiga. Mientras que con Our Little Girl (Heliostatic) los kilos fueron poco generosos, asignándole el tope de 60, pero si se recuerda que en febrero dejó a 5 cuerpos a la mismísima Fanciful en el Shaw (G2-2220 m, césped) esa mochila tiene su razón de ser…

Un rato más tarde, en la octava, los caballos se encargarán de dar vida al Handicap Dr. Ignacio Pavlovsky (2000m, césped) y allí de nuevo la familia Etchechoury aportará al posible favorito, el parejo Mr. Globalizado (Global Hunter) (foto), que venía arrimando en lotes duros (fue tercero en el Nacional y en los clásicos Botafogo y Haras Argentinos), hasta que como una forma de que vaya recuperando autoestima lo devolvieron a la condicional y viene de pasar de largo a medio correr entre ganadores de una en las mismas 20 cuadras pasteras que afrontará esta tarde. Los 57 kilos que le asignaron son tolerables y a su modalidad le convendrá por supuesto que alguno se apure más de la cuenta delante, moviendo la carrera para que la carga que dispare Adrián Giannetti en el derecho lleve la mayor pólvora posible.

También Ortega (ahora hay que decir Eduardo el grande, porque su fotocopia juvenil se está haciendo notar…)estará esperando en la vereda de enfrente con el veterano El Refusilo (Cima de Triomphe), que no será tan rápido como su nombre pero ya amasó cinco impactos y viene de cumplir buen papel en el Gran Premio de Honor – Copa Julio y Carlos Menditeguy (G1-2000 m) en Palermo, cruzando a 8 cuerpos de Strategos (Zensational) y a 4 del simpático Emotion Orpen (Orpen)… Son nombres que como roce pesan bastante más que los 57,5 kilos que le tocaron.