La yegua superó con claridad a los machos en el Prix d’Ispahan (G1) y la potranca se impuso en el Prix Saint-Alary

PARÍS, Francia (Especial para Turf Diario).- Dentro de una tarde de alto vuelo turfístico, la yegua Dreamloper (foto) dio la sorpresa en ParísLongchamp venciendo a los machos en el Prix d’Ispahan (G1-1900 m, césped de bueno a blando) y la potranca Above the Curve (American Pharoah) fue imparable para ganar el Prix Saint-Alary (G1-2000 m, césped).

Heroína en el Dahlia Stakes (G2) de Newmarket, a principios del mes, Dreamloper siguió desde cerca lo que hacía al frente el puntero Sealiway (Galiway). Al pisar la recta el jockey Kieran Shoemark llamó a correr a la pupila de Ed Walker, que dominó y se distanció, llegando sin apremios al disco y cruzándolo con 2 cuerpos de ventaja sobre Wally (Siyouni), con Pretty Tiger (Sea the Moon) en tercero al pescuezo, tras 1m53s74/100.

Hija del generosísimo Lope de Vega y la ganadora clásica Livia’s Dream (Teófilo), ahora Dreamloper tiene un interesante panorama por delante. “Desde que a fines del año último fue tercera en el Sun Chariot Stakes (G1), no hizo otra cosa más que progresar. En el calenadrio aparecen el Prix Rothschild (G1) y el Prix Romanet (G1), pero creo que el Nassau Stakes (G1) de Goodwood le cae de perillas”, comentó Walker.

Shoemark, por su lado, también dejó sus impresiones: “Ya había ganado la carrera cuando todavía faltaban 500 metros. Me dejó una sensación muy linda, porque cuando le pedí acelerar lo hizo instantáneamente”.

Por su lado, el grupo Coolmore festejó en el Saint-Alary, pero esta vez haciendo equipo con Joseph O’Brien como preparador, uno de los hijos de Aidan. Ryan Moore viajó especialmente para conducir a Above the Curve, que dio un salto de calidad tras quedar segunda en el Cheshire Oaks (L). Favorita en las apuestas, también corrió cerquita, pasando al frente al promediar la recta y mostrando buena capacidad para llegar corriendo fuerte y así dar cuenta por 1 cuerpo de Place du Carrousel (Lope de Vega), finalmente clasificada segunda.

“Esta preinscripta para el Prix de Royallieu (G1) y el Prix de Diane (G1), pero seguramente ahora vayamos a correr el Pretty Polly Stakes (G1) en The Curragh. Ha corrido poco y creemos que tiene mucho más por mejorar, y Joseph quedó encantando con su actuación”, fue el comentario que dejó tras la victoria Hermine Bastide, representante de Coolmore en ParísLongchamp.