El potrillo argentino, gran protagonista del proceso selectivo 2020, salió airoso en su primer cruce con los mayores

Por Fernando Ojeda V.

VALPARAÍSO, Viña del Mar (Especial para Turf Diario).- Después de tener un protagonismo central durante todo el proceso selectivo para los productos en el Sporting, y de incursionar con buenos resultados en la capital, para Dubai Key arrancó este miércoles una nueva etapa.

Ahora ya luchando mano a mano con los mayores, y bajando desde los 2400 metros de El Derby (G1) a los 1400 del Clásico Castillo Ross, el alazán argentino demostró que está listo para seguir dando pelea, consiguiendo una victoria dominante y prometedora, más allá de que sobre el final Joaquín Herrera, su jockey, haya tenido que exigirlo bastante con la fusta para mantener ese 1 1/4 cuerpo que en el disco marcó de diferencia sobre el titulare de G1 Fallen From Heaven, su escolta.

El hijo de Key Deputy, ya múltiple titular clásico en esta pista, tomó la punta a poco de partir y siempre mantuvo a raya a los 6 rivales que le salieron al cruce. No le costó tanto aparecer en la delantera pero sí un poco más mantenerse en el derecho, siempre teniendo en cuenta la brusca baja en la distancia, que siempre tiene sus vericuetos.

Gran favorito, Dubai Key liquidó la historia en la buena marca de 1m23s77/100 y sumó otro poroto para su cuenta, mantenido en gran forma por su “compatriota” Luis Catena, que parece tener un caballo para divertirse en cuanto carrera importante de la media distancia aparezca en el calendario, haciendo sociedad -siempre exitosa, por cierto- con el Stud Granadilla.

El récord del héroe de la tarde habla ahora de 5 triunfos -todos clásicos- sobre 9 salidas, exhibiendo una rusticidad propia de los ejemplares criados en las praderas únicas del Haras Firmamento. Si de genética se habla, Dubai Key es la tercera cría de Dubai Glory (Honour and Glory), que fue ganadora en Palermo a los 4 años en 6 salidas y que es hermana entera del campeón Honour Devil, ganador del UAE Derby (G2) en los Emiratos Arabes Unidos, y materna de Al Maktub (Catcher In the Rye), múltiple pláce clásico en Perú. A la misma familia materna pertenece Asiatic Till (Asiatic Boy), ganador del Gran Premio Joaquín V. González (G1) y del Clásico Clausura (G2) en La Plata, Argentina, durante la última temporada.