Darley informó que el servicio de su padrillo insignia costará 250.000 libras; con Modern Games, Space Blues y Yibir tuvo hizo lo que ningún otro en la serie más famosa del mundo

Por Diego H. Mitagstein

Que Dubawi es un padrillo formidable, no será novedad para nadie. Pero en la última semana su nombre cobró aún más notoriedad de lo acostumbrado. Por un lado, por haberse convertido en el primer reproductor en la historia cuyos hijos ganan 3 carreras de la Breeders’ Cup en una misma edición y, por el otro, por haberse consolidado como el semental más caro del mundo luego de que Darley diera a conocer que el costo de su servicio para la temporada 2022 y que será de 250.000 libras, unos 334.920 dólares o, en lengua criolla, la friolera de 67.988.760 pesos.

Es zaino, medio chico, algo desproporcionado, pero como los caballos no se hacen con un lápiz, el crack que lució la chaquetilla de Godolphin durante una campaña brillante de pistas y que llegó al haras del Sheikh Mohammed para suplantar a Dubai Millennium (Machiavelian), su padre, tras su temprana muerte, viene teniendo años estupendos, lógica consecuencia de los mejores libros de yeguas que viene recibiendo en los tiempos recientes, luego de arrancar casi a la altura de cualquier «caballo mortal», a un costo de 25.000 libras y llegando a bajar hasta las 15.000.

En 37 años de historia de la Breeders’ Cup, ningún padrillo había logrado lo que Dubawi de ver a 3 de sus crías consagrarse en una misma serie, hazaña que comenzó con la victoria de Modern Games en el Juvenile Turf (G1), continuó con la estupenda conquista de Space Blues en el Mile (G1) y se selló con el alazán Yibir atropellando desde otro código postal para ganarle a Broome (Australia) en el Turf (G1).

Antes, habían sido 12 los padrillos que llegaron al doblete, situación que Cox’s Ridge (Best Turn) fue el primero en disfrutar cuando en 1985 Life’s Magic se impuso en el Distaff y Twilight Ridge en el Juvenile Fillies. Hubo otros 4 caballos que alcanzaron dos éxitos cuando la Breeders’ Cup todavía era un evento de un día: Nureyev (Northern Dancer) en 1987 con Miesque y Theatrical,; Kris S. (Sharpen Up) en 1993 con Hollywood Wildcat y Brocco; Sadler’s Wells (Northern Dancer) en 2003 con High Chaparral e Islington; y Awesome Again (Deputy Minister) en 2004 con Ghostzapper y Wilko. A esa lista se sumaron luego: More Than Ready (Southern Halo), Smart Strike (Mr. Prospector), Chester House (Mr. Prospector), Mizzen Mast (Cozzene), City Zip (Mr. Prospector), Medaglia D’Oro (El Prado) e Into Mischief (Harlan’s Holiday).

Dubawi tiene -hasta ahora- 37 ganadores clásicos sólo en 2021, más que ningún otro caballo en el planeta, y en materia de titulares de G1 reúne 6, en empate con Frankel (Galileo).

Como se dijo al comienzo, sólo unas horas después de que Dubawi logrará la hazaña de vencer en 3 pruebas de la Breeders’ Cup se informó el costo de su servicio, que quedó por encima de Frankel (US$ 270.000), Into Mischief (US$ 250.000), Kingman (Invincible Spirit, US$ 200.000 ), Tapit (Pulpit, US$ 185.000) y Sea the Stars (Cape Cross, US$ 179.000) y Wootton Bassett (Iffraaj, US$ 179.000).

Tras la todavía cercana muerte del fantástico Galileo (Sadler’s Wells), Dubawi aparece como su heredero casi natural en el proceso por buscar un sucesor en el trono al título de mejor padrillo del mundo. Desde lo económico, en el tope de los precios para 2022, y tras la notable cosecha del último fin de semana en Del Mar, su nombre sale por línea directa. Y, claro, por merecimiento absoluto.