La hija de Fortify superó por el pescuezo a Gran Mirella y mantuvo su condición de invicta en los 1400 metros de Palermo

Parece que el Stud-Haras Vacación tiene en Dulce Despertar una ilusión gigante. En el notable jueves de carreras que ofreció el Hipódromo Argentino de Palermo, la hija de Fortify hizo historia transformándose en la primera potranca que consigue ganar el Clásico Pedro E. y Manuel A. Crespo (G3-1400 m, arena normal), la prueba preparatoria hacia los grandes premios Montevideo (G1) y Jorge de Atucha (G1), del 1 de mayo próximo.

En realidad fue dominio total de las chicas por sobre los muchachitos, ya que en un final ajustado, la alazana dio cuenta por apenas el pescuezo de Gran Mirella (Dabster), la misma que hace unas pocas semanas era distanciada fuera del marcador tras el controvertido final del Clásico Saturnino J. Unzué (G2).

Vencedora por 11 cuerpos en su primera muestra, Dulce Despertar tuvo protagonismo desde temprano, saliendo a seguir el paso que adelante marcó el puntero Mago Beto (Dabster), héroe en el Santiago Luro (G2) y, como Gran Mirella, defensor del Stud Tinta Roja.

Se corrió en parciales firmes -el reloj volvió a ser una burla…- y en la recta comenzaron los movimientos. El líder intentó mantenerse tras hacer el esfuerzo, y lo consiguió hasta los 120 metros, cuando Dulce Despetar empezó a dominar abierta.

De allí en adelante, para la pupila de José Luiz Correa Aranha (fue presentada por Marina López Bragante) todo fue mantenerse, pues abierta cargó Gran Mirella con sus imponentes 555 kilos, descontando, aunque no lo suficiente. 

En 1m20s86/100 la ganadora mantuvo su invicto por sobre la platense, con Mago Beto quedando tercero a 1 1/2 cuerpo y logrando defender ese lugar por la cabeza sobre Private Blend (Lucullan). Ultimo a 14 largos más, el perdedor Atajo Scat (Knockout) pasó desapercibido, aunque se llevó a casa 777.600 pesos.

La primera cría de Día Feliz (Roman Ruler), múltiple placé de grado durante su campaña y en el viejo y generoso pedigree de Double Account (Sham), Dulce Despertar ganó bien y se proyecta como una gran protagonista del primer semestre, junto con una Gran Mirella que tiene bien ganada la revancha.