Con 3 triunfos en fila, la hija de Il Campione se topa con Life Is Strange y la invicta Kiss of My List en el clásico dominical

Se recomienda severamente no perderse el Clásico Círculo de Propietarios de Caballerizas SPC (G3-1600 m) que se correrá este domingo sobre la centenaria arena del Hipódromo Argentino de Palermo. Aquellos quienes no estén atentos, se arrepentirán de no haber podido disfrutar en vivo de una carrera repleta de talento, ya sea elijan mirarlo en vivo desde las tribunas o por el streaming porteño.

¿Pesará más la experiencia de East of Eden (Il Campione) y Life Is Strange (Brz-Put It Back) o la espiral ascendente de la invicta Kiss of My List (Cosmic Trigger)? ¿Inca Beuty (Bodemeister) podrá volver al nivel con que ilusionó hace un tiempo? ¿Noche Alta (Hi Happy) podrá consolidar su momento de madurez? ¿Podrán sorprender Resiliencia (Galicado), Escobilla (Il Campione) o Che Mamita (Safety Check)?

Aristas varias tiene el clasicazo del domingo porteño, donde el lugar de candidata va para East of Eden, embalada en una seguidilla de grandes labores y que ya la vio ganar los clásicos Melgarejo (L), Onmium (L) y Fernández Guerrico (G2), con única patinada cuando enfrentó a los machos en el Anchorena (G1) de diciembre.

Después de más de 7 meses llegó la hora del regreso para Life Is Strange, que salió de escena tras finalizar quinta en el Clásico Sibila (G2). Titulare del Clásico Paseana (G2), en esta cancha escoltó a la buena de Garota Love (Cosmic Trigger) en el Clásico Sauze (G3), y vaya si habrá que respetarla.

Lo de Kiss of My List ha sido perfecto hasta ahora. Ganó debutando por 2 1/2 cuerpos, repitió por 3 y reprisó imponiéndose por 13 largos a principios de marzo en 1m21s27/100 para los 1400 metros. Llega por primera vez a la milla y allí tendrá un desafío extra que afrontar.

Inca Beauty venía teniendo gran paso en las condicionales, pero no rindió en el Clásico Bullrich (G2) y luego falló feo sobre el césped. En su regreso a la arena y el concepto se apoyan sus ilusiones.

Noche Alta viene de triunfar sobre la grama local en el Clásico Asociación de Propietarios de Caballos de Carrera (G3), pero este baile es mucho más bravo que aquel.