En el 1-2 del padrillo Il Campione, superó por 3/4 de cuerpo a Elisenda, dominando desde el salto y controlando con claridad la atropellada de su rival en la parte final del derecho

No fue amplia la esperada victoria de East of Eden (56 kg.) en el Clásico Omnium (L-1400 m, césped), la primera de las dos pruebas por encima del nivel común que incluyó la jornada de este viernes en el Hipódromo de San Isidro, pero sí sólida.

De punta a punta, la potranca del Stud Triple Alliance encabezó el 1-2 del padrillo Il Campione batiendo por 3/4 de cuerpo a Elisenda (55 1/2), con It’s Love (Cosmic Trigger, 52) en el tercer lugar a lejanos 6 largos, empleando un tiempo de 1m22s26/100.

Fue interesante lo hecho por la pupila de Eduardo Accosano, que después de fallar ante los machos en el Gran Premio Joaquín S. de Anchorena (G1) de diciembre había retomado confianza imponiéndose en una condicional brava con bastante amplitud.

En lo que fue su segundo festejo clásico, pues ya había vencido en el Melgarejo (L) de diciembre a Chrys Kissing (South Kissing) y la buena de Nanabush (Il Campione), East of Eden confirmó su clase, porque fue ligera, valiente y llegadora, quedando lista para ir ahora por el objetivo que se le negó ya en 2 oportunidades: ganar sobre la milla.

Una de ellas fue en el mencionado Anchorena, ante adversarios de otro nivel, y la otra en su tercera salida, como ganadora de 1, y ante la muy corredora Karen Souza (Suggestive Boy), por lo que aquella deuda parece ser más que nada una cuestión de circunstancias.

Para East of Eden es ahora un record de 4 primeros en 7 salidas, quedando al borde de los 10.000.000 de pesos en premios. Se trata de otra buena cría de la generosísima Gloriuse Bavarde (Honour and Glory), hija de la recordada La Charlatana (Kasteel) y que antes había producido a Roundofapplause (Fortify), ganador de los grandes premios José Pedro Ramírez (G1) y Jockey Club (G1), en Maroñas, Uruguay.