La hija de Il Campione, ganadora del Gran Premio Copa de Plata (G1), será preparada en New York por David Donk

Después de un viaje sin contratiempos, la yegua argentina Edict ya se encuentra en los Estados Unidos, donde continuará con su campaña de pistas defendiendo los colores de John Behrendt, su criador y los mismos con los que se lució durant 2023 en las pistas nacionales.

La hija de Il Campione pasará alguna semanas en un training center de ocala para luego ser trasladada hasta New York, su destino final, donde estará a las órdenes de David Donk, el entrenador de toda la vida de Behrendt, y que tuvo a su cargo la mayoría de sus caballos, como el caso de Incurable Optimist (Cure the Blues). El profesional también preparó al recordado Awad (Caveat), cuyo mejor triunfo llegó en el Arlington Million (G1) de 1995, batiendo al crack brasileño Siphon (Itajara), entre otros.

Criada por Triple Alliance, Edict fue entrenada en el inicio de su campaña por el equipo encabezado por Alfredo Gaitán Dassié, para en julio pasar a manos de Eduardo Accosano. 

Debutó con un cuarto lugar en el Clásico Juan S. Boucau, para luego vencer en sus segunda salida a Doña Magma (Daddy Long Legs). Intentó luego en el Gran Premio Estrellas Fillies (G1) y sólo fue novena de la probable campeona Neverwalkalone (Brz-Agnes Gold).

Ya con Accosasno, reprisó llevándose por 6 cuerpos una condicional y fue directo hacia el Gran Premio Polla de Potrancas (G1), donde casi se queda con toda la gloria, sino fuera porque Madonna Benois (Angiolo) la atrapó en la misma raya para dejarla segunda. 

En su siguiente labor fue cuarta en el Gran Premio Selección (G1) para más tarde volver al césped y llevarse el Gran Premio Enrique Acebal (G1), tomándose revancha de Madonna Benois al superarla por 2 cuerpos.

Su consagración llegó a mediados de diciembre en el Gran Premio Copa de Plata (G1), superando en una batalla y por medio pescuezo a Hawaiian Love (Hurricane Cat), dejando detrás a Mysterious Way (Brz-Agnes Gold), la propia Madonna Benois, Nanda Dea (Fortify) y Romance Sea (Seahemge), entre otras referentes.

Con semejante campaña bajo el brazo, sin dudas que Edict se transforma en una nueva esperanza para el turf argentino y sudamericano en los Estados Unidos, donde hay razones de sobra como para esperar que este lado del mundo tenga otro año brillante.