Confirmando la impresión que había dejado tras vencer en el Kemmis (G3), ahora ganó con facilidad el Clásico Santiago Luro (G2)

El día del Clásico Guillermo Kemmos (G3), Editorial Comment sacó a flote el resultado más apoyado en su calidad y en su potencial que en el haberse acomodado a la recta. Quedó la sensación de que en mayores distancias todo le sería más fácil, más cómodo, que encontraría un terreno más ameno para lucirse. En el sábado de Palermo, los 1200 metros del Clásico Santiago Luro (G2) le dieron la razón a esa visión, con el hijo de Il Campione volviendo a derrotar a Le Cornette (Emmanuel), aunque ahora por 3 cuerpos, y consolidándose como líder del aún joven proceso selectivo para los 2 años en la arena.

Con Eduardo Ortega Pavón reemplazando en su montura a Rodrigo Blanco, afectado por un problema de salud que ya parece haber quedado atrás, siempre vino al son de la banda el zaino de la caballeriza El Porá, que de los 300 metros al disco mostró lo mejor de su parte, agregándole a su velocidad inicial la capacidad de adaptarse al desafío que representaba doblar el codo por primera vez y las dos cuadras más.

Free Security (Security Risk), que había ganado en la recta debutando, fue tercero a otros 2 1/2 cuerpos, delante de Afectuoso Pass (Distinctiv Passion), otro que animó siempre el desarrollo, todo tras la muy buena marca de 1m8s97/100, sobre una cancha en estado fantástico.

Criado en sociedad por Triple Alliance y Osvaldo A. Speranza en el Haras El Paraíso, el invicto tiene por madre a la muy corredora Federalist (Stonesider), ganadora de los handicaps Pasión y Campagnarde y que supo ser también placé gradual en su muy generosa campaña, y que es parte genética de la familia de la E.

Al cuidado de Marcelo Sueldo, Editorial Comment parece todavía no tener rivales por delante capaces de hacerle sombra, y volvió a dejar una sensación similar a la de la tarde del Congreve: más metros, le vendrán mejor. El 1 de mayo, cuando se corra el Gran Premio Montevideo (G1), ya sobre 1500 metros, tendrá una nueva oportunidad de confirmar esas impresiones.

Los machos jóvenes tiene un lídere merecido en Editorial Comment, que abrió la gran tarde de sábado en Palermo con una actuación contundente, esperada y que, en líneas generales, conformó plenamente.