El jockey paraguayo dio cuatriplete; la recaudación fue bajísima: apenas superó los 9 millones de pesos

LA PLATA.- Poquitas luces las que tuvo la jornada de este jueves en el Hipódromo de La Plata, que tuvo en ventanillas una respuesta lógica para una propuesta bastante flojita. Sobre 14 competencias disputadas, se apostó un total de 9.177.933, un millón menos con respecto al martes y cifra que acentúa la caída que se viene produciendo en las últimas semanas en la materia.

Poco hubo para contar sobre lo que ocurrió en la pista, destacándose por varios cuerpos el cuatriplete que alcanzó Eduardo Ortega Pavón. Segundo detrás de Walter Aguirre en la estadística local de 2018, el jockey paraguayo comenzó 2019 dispuesto a tomarse revancha y ya ostenta un liderazgo pronunciado en el ranking. Su cosecha comenzó en las riendas de Charismatic Prince (Pure Prize y Queen Majesty, por Lode, Marlene R. Brody), que llegó a su tercera conquista en la sexta prueba.

Luego vencería en la séptima carrera con Punt de Trovoada (Slew Gin Fizz y Ronca Trovoada, por Our Emblem, Ernesto Darío Díaz, para más tarde anexar la novena competencia montando a Green Matrera (Greenish y La Inmigrante, por Mont Laurier, Haras Malín), que se dio  por fin el gusto de salir de perdedora en su vigésimo sexta salida. El cuatriplete de “Orteguita” se consumaría conduciendo a Sixtie Star (Sixties Icon y Candy Star, por Candy Stripes, Haras Chenaut y Arturo Vargas Lerena) en el undécimo turno.

El triunfo más destacado fue el de Oro Van (Van Nistelrooy y Gold Fitz, por Fitzcarraldo, Haras Firmamento), que respondió a los boletos mayoritarios en el Premio Forty Niner (1200 m), para caballos de 3 años titulares de un triunfo. Walter Aguirre guió al ejemplar del Stud El Establo, que superó por apenas el pescuezo a Redentor Ev (Evilasio) al cabo de aceptables 1m12s48/100 sobre pista normal.