TETAZE (1ro.)

Después de una partida perfecta, no perdió un metro corriendo por dentro durante la mayor parte del recorrido. Al abrirse Nao da Mais en el derecho Gustavo Calvente aprovechó el espacio y dominó temprano tras breve lucha con Pinball Wizard. A la hora de las atropelladas pareció tener energía ahorrada y las repelió en gran forma. Podían seguir corriendo 2 vueltas que dio la impresión de que alcanzarlo sería imposible. Impecable actuación.

MIRIÑAQUE (2do.)

Como es su característica, jugó las cartas de atropellada, esperando entre los últimos. Giró la curva algo abierto, pero rápido enderezó en el derecho para descontar a puro corazón y darle a su campaña otra actuación de primer nivel. Un campeón con todas las letras que respondió.

PIMPER’S PARADISE (3ro.)

Muy lejos por dentro en todo momento; al llegar la recta buscó más allá de la mitad de la cancha para descontar muchísimo, aunque sin llegar a comprometer ni a Tetaze ni a Miriñaque. Fue una carrera acorde a lo que se esperaba, meritoria.

SAVITAR (4to.)

Entre los zagueros, protagonizó una remontada espectacular frente a las tribunas tras quedar encerrado en los 500 entre Pimper’s Paradise y Ajuste Fiscal. Excelente gestión y que quizás podría haberle ofrecido un mejor resultado aún si el desarrollo lo ayudaba.

AJUSTE FISCAL (5to.)

Otro de los que sacó provecho de las circunstancias moviéndose a la expectativa. Se arrimó grande en la recta, pese a golpearse con Pimper’s Paradise. Su carga fue más pareja que violenta, pero ratificó todo lo bueno que había hecho en Maroñas. Un caballo de enorme futuro.

IMPERADOR (6to.)

Imposible saber todo lo que podía haber dado ante las molestias evidentes que le propinó Nao da Mais en la recta. Dio la sensación de que, sin ese tropiezo, hubiera sido parte de la definición. Una pena. Antes, había marcado de cerca al puntero, siempre dándolo todo.

NAO DA MAIS (7mo.)

Adelante desde la partida, se abrió al pisar el derecho molestando por todo ese tramo a Imperador. No se entendió lo que quiso hacer su jinete, y, quizás, hubiera terminado más arriba en el marcador de correr derecho y lealmente. Un papelón.

RADAGAST (8vo.)

Se mostró siempre en un segundo grupo, sin trascender demasiado. Pero habrá que rescatar que tuvo la capacidad para ser parejo en el derecho y terminar como el peruano mejor ubicado. Más que aceptable su gestión.

WAR BREEZE (9no.)

Siempre por dentro, pero nunca demasiado cómodo, el ganador de El Derby (G1) de Viña del Mar amagó en la recta, pero rápido quedó sin reacción para terminar en una posición anodina.

MORE THAN WORDS (10mo.)

Ultimo en el comienzo, mejoró un tanto abierto en la curva, aunque no demasiado. Tuvo un leve inconveniente en la recta cuando se le cruzó Savitar, pero lo suyo fue intrascendente, parejeando nada más…

MAZARIN (11mo.)

En la mitad del grupo casi siempre. Trastabilló al pisar el derecho y casi se va al piso, y luego Roman Joy le dio un topetazo. Tuvo corazón para seguir adelante.

ERON DO JAGUARETE (12do.)

Jorge Ricardo no perdió un metro con el brasileño, que nunca tuvo reacción ni acción como para entusiasmar.ç

PINBALL WIZARD (13ro.)

Persiguió al puntero Nao da Mais y llegó a quedar adelante cuando llegó la recta y este se abrió, pero de los 300 metros al disco perdió acción y retrocedió bastante. Quizás la distancia lo haya excedido.

MASTER PIECE (14to.)

El tordillo fue junto con Imperador y Pinball Wizard uno de los que persiguió a Nao da Mais, pero cuando llegó en la recta se fue apagando poco a poco hasta terminar de los últimos. Poquito.

ROMAN JOY (15to.)

Fue una sombra de aquél que ganó el Jockey Club de 2019 sobre una pista en estado similar al que encontró ahora. De la mitad del lote para atrás, se fue hacia adentro bruscamente en el derecho, cortó a Mazarin y golpeó a Dixie Wave, derrapando con sus patas. Después, ya no fue de carrera. Actuación anormal por donde se la mire.

SEAS ALABADA (16ta.)

La yegua vino bárbaro hasta la curva, pero al pisar la recta, después de echarse adentro, se apagó rápidamente. Pudo haber sido una pista brava y las exigencias, pero tampoco su gran nivel es para terminar anteúltima. Barajar y dar de nuevo con la hija de Sebi Halo, con una opción grande de continuar su campaña en el extranjero.

DIXIE WAVE (17mo.)

El argentino que representó a Perú fue intrascendente, y cuando lo golpeó Roman Joy terminó de perder toda la acción.