El zaino se reencontró con la victoria en el Gran Premio Municipal (G2); Lady Leti, Sinabung, Blossom y Es Fever, en los otros clásicos

MONTEVIDEO, Uruguay (Especial para Turf Diario).-  El ranking de los fondistas en Maroñas hace ya mucho tiempo que cambia de manos en cada nuevo clásico. Y la tendencia no se modificó en el histórico Gran Premio Municipal (G2-2400 m, arena), la prueba más trascendente que incluyó la impactante jornada del domingo en el viejo circo del barrio Ituzaingó.

Que haya ganado El Abanderado no puede sorprender a nadie pues, al margen de que no era dueño de los titulares desde aquella promisoria conquista en el Gran Premio Nacional (G1) de 2017, venía de valiosas gestiones en sus pasos previos, como haber sido segundo en el José Pedro Ramírez (G1)… El hijo de Capitano Corelli, que pasó mucho tiempo entre algodones, fue guapo para batir a un rival en ascenso como Muy Agil (Essayons) por apenas medio pescuezo, mientras Don Carrasco (Alcorano) era tercero a otros 2 1/2 largos.

Buena la gestión de Julio de Arrascaeta con el caballo del Stud El Negro y que pone a punto Ivo Pereira, que otra vez estuvo pleno, respondiendo a todo lo bueno que se le había visto en las mañanas los días previos.

Las yeguas tuvieron también su punto de interés con el Clásico Diana (G3-1600 m, arena), con la sorpresa de Lady Leti (Ecclesiastic) de por medio, superando sin mayores contratiempos y por 1 1/4 cuerpo a su hermana paterna Cibeles, con la favorita Lolli Pop (Ecclesiastic) defraudando al quedar sexta.

La milla del Clásico Otoño (L, arena) encontró la respuesta perfecta del gran favorito Sinabung (Discreet Cat), que batió a Jaffar (Shanghai Bobby), sacándole 1 1/2 cuerpo en el disco.

Por su parte, entre las potrancas que animaron el Clásico Eduardo A. Pons (1200 m, arena) todo fue para Blossom (Ecclesiastic); en tanto, Es Fever (Texas Fever) se impuso en el Vargas Guillemette.