Después de un notable triunfo condicional, el hijo de Bodemeister es figura central de una tarde con 3 opciones jerárquicas

Dentro de lo condicional, la jornada de este miércoles en el Hipódromo de San Isidro se vivirá dentro de los carriles usuales de las categorías alternativas y las carreras para caballos viejos, pero en el plano jerárquico la oferta será bien generosa, con una triple tanda que encabezará el Clásico Calidoscopio (L), que sobre 2400 metros en la arena medirá caballos desde los 4 años bajo régimen de handicap.

Son 7 los confirmados para estar en los partidores y seduce la presencia de El Alberto, que con 56 1/2 kilos intentará confirmar la excelente impresión que causó en su más fresca salida, cuando consiguió el tercer éxito de su campaña en una común pero venciendo por llamativos 9 cuerpos a Don Nipón (Equal Stripes), empleando 2m76/100 para los 2000 metros en la misma pista en que actuará ahora.

El hijo de Bodemeister tuvo expectativas grandes de potrillo, cuando corrió el Gran Premio Nacional (G1), y ahora, en manos de Agustín Duarte, ratifica aquellos pensamientos tempranos sobre su capacidad. Sin dudas, esta es una ocasión ideal para empezar a crecer entre los fondistas más importantes.

Con sus 7 años a cuestas, y portando 55 1/2 kilos, Estruendoso Dubai (E Dubai) buscará echar mano a su amplia experiencia y aprovechar la buena actualidad por la que atraviesa, con Gustavo Calvente en sus riendas. Titular del Clásico Alejandro Korn platense en 2021, acaba de dar la nota en los 1800 metros porteños, cuando se adelantó por 3 cuerpos a Le Rock (Le Blues) y varios caballos corredores más.

El Calidoscopio pinta “picante” en la delantera ante las presencias de Heat Miami (Manipulator, 57) (foto) y el siempre livianito Mar Dorado (Treasure Beach, 49 1/2), ambos punteros de esos a los que les cuesta renunciar. Si respetan a rajatabla la táctica que los llevó a sus labores más destacadas, puede haber una lucha suicida, pero si alguno de ellos consigue marcar el paso “sin molestias”, ojo que no se haga inalcanzable.

En San Benito confían que Don Champagne (Long Island Sound, 52 1/2) aproveche el peso oblea y el envión que le dio su fresca conquista platense.