Después de 10 meses sin correr, encabezó el 1-2 albiceleste en el Clásico Almirante Grau Seminario (G2)

LIMA, Perú (Especial para Turf Diario).- Hay caballos que con la calidad y el corazón son capaces de superar cualquier escollo. El físico suele ser exigente con los ejemplares buenos, diferentes; lógico, más se emplean, más riesgo de lesionarse. De eso sabe mucho Dixie Wave, el caballo argentino que ayer volvió a dar la nota en Monterrico volviendo al ruedo después de casi 10 meses alcanzando una victoria estupenda en el Clásico Almirante Miguel Grau Seminario (G2-2000 m, césped), que ya había ganado en su versión de 2017.

El hijo de Stormy Atlantic y Dixie Witch (Dixieland Band) criado por el Haras La Pasión encabezó el 1-2 argentino -y también del Stud Doña Licha y del entrenador Filomeno Aburto…- superando por 3/4 de cuerpo a Top Scape (Cityscape), con Rapero tercero al pescuezo, todo tras 1m59s67/100.

Para Dixie Wave fue el décimo festejo sobre un total de 24 presentaciones, 8 de los cuales fueron en el terreno de los clásicos, con 5 segundos y 3 terceros completando su palmarés. El zaino es uno de los grandes referentes del turf peruano sobre el césped, y, si la salud le da una mano, quizás se lo vuelva a ver en acción dentro de 3 semanas en el Clásico Presidente de la República (G2).