Se impuso por segunda temporada en el Clásico Batalla de Taracapá (L)

LIMA, Perú (Especial para Turf Diario).- La naturaleza no dotó a Dixie Wave de una “salud de fierro”, aunque sí fue generosa con el caballo argentino para “obsequiarle” unas cualidades corredoras únicas, capaces de sobreponerse a un físico que muy seguido le pasa factura.

El hijo de Stormy Atlantic y Dixie Witch (Dixieland Band), criado en el Haras La Pasión, dio otra muestra enorme de su categoría este domingo en Monterrico, venciendo por segunda temporada seguida en el Clásico Batalla de Tarapaca (L-1800 m, césped), ratificando lo que muchos piensan: es el mejor caballo aquí.

Ya son cuatro los festejos seguidos para Dixie Wave, y 11 por total a lo largo de su trayectoria, 9 de ellos en el plano mejor rentado, que esta vez encabezó un marcador íntegramente albiceleste, pues superó por 1 cuerpo a Radagast (Easing Along), con Sr Berlusconi (Timely Advice) en tercero a 1 1/4 más, todo al cabo de 1m49s19/100.

La carrera más trascendente en Monterrico del fin de semana fue el Clásico César A. del Río Suito (G3-2000 m, arena), donde Karmi (Timely Advice) dio cuenta por 2 cuerpos de la favorita Mi Chica Bonita (The Factor), brillante labor de Carlos Trujillo de por medio. Para la yegua del Stud Mak fue el segundo festejo en ese plano de su trayectoria, pues en marzo último se había quedado con el Clásico Felipe Pardo y Barreda.

Completando el panorama jerárquico, y también el domingo, se disputó el Clásico Gran Mariscal Andrés Avelino Cáceres (1200 m, arena), también para yeguas, donde las copas fueron para Kauai (Flanders Fields), que por 2 cuerpos postergó a Kristiana (Kabu) mientras la favorita Pionera (Caleb’s Posse) remataba sólo octava entre 12 participantes.