El hijo de Key Deputy, que perdió el invicto en la Polla de Potrillos (G1), animará el Asociación de Propietarios de Fina Sangre de Carrera A.G. V Región (L)

VALPARAÍSO, Viña del Mar (Especial para Turf Diario).- Doblete de competencias por encima del nivel común espera esta tarde en el Sporting de esta ciudad, encabezado por el Clásico Asociación de Propietarios de Fina Sangre de Carrera A.G. V Región (L-1600 m, césped), para productos de 3 años, y que se completa con el Clásico Viña del Mar Alto (1100 m, arena), para ejemplares desde los 3 años.

La primera de esas pruebas servirá para el regreso al recinto local del argentino Dubai Key, que después de mantenerse invicto en sus tres primeras salidas cedió esa condición en el Clásico Polla de Potrillos (G1) del Club Hípico, cuando terminó sexto a poco más de 7 cuerpos del crack generacional Breakpoint (Constitution).

El hijo de Key Deputy criado por el Haras Firmamento y al que prepara Luis Catena para la caballeriza Granadilla había sumado en Blanco Encalada el Clásico Raimundo Valdés C. (G3), y antes, aquí, los clásicos Carlos Alvarez Condarco y Color Esperanza, en ambos casos con mucha facilidad.

La preocupación mayor para el seguro favorito llega por el lado de Riñitue (Bad Daddy), de ascenso en su tercera salida, y también estará en los partidores Aikido (Mastercraftsman), otro argentino, que acaba de abandonar la última de las categorías.

En tanto, en el Clásico Viña del Mar Alto viejos conocidos volverán a estar frente a frente, con la preferencia sobre Idolo Máximo (Aragorn) y A’Piacere (Morning Raider).