El hijo de Catcher In the Rye respondió en el Antinoo, corrido sobre 1500 metros en la arena, batiendo por 3/4 de cuerpo al interminable Abdel Nazer

LIMA, Perú (Especial para Turf Diario).- Ratificando su gran momento, el caballo argentino Eliitas fue una de las figuras del domingo en el Hipódromo Monterrico, quedándose con la versión 2022 del Clásico Antinoo, disputado sobre 1500 metros y en la arena. Fresco vencedor en el Clásico Enrique Martinelli Tizó (L), el crédito del Stud Jet Set puso mucha calidad para poder dar cuenta de un rival que siempre lo da todo como Abdel Nazer, que a sus 7 años finalizó segundo a 3/4 de cuerpo, en otro 1-2 para el preparador Juan Suárez Villarroel. A 1 1/4 cuerpo, el también albiceleste Nightwish (Orpen) completó la trifecta, todo tras 1m32s41/100.

Miguel Arenas fue el encargado de conducir a Eliitas, un hijo de Catcher In the Rye y Nanga Parbat (Majestic Warrior) criado por el Haras Santa Inés y que desde siempre ha dado que hablar en Monterrico, sin llegar más allá del cuarto puesto al cabo de sus 13 salidas y habiendo conseguido ya 8 victorias, 4 de ellas en el terreno mejor rentado, pues a las dos mencionadas deben sumarse las que logró en los clásicos Coronel Alfonso Ugarte (L) y Fiestas Patrias.

El zaino fue además segundo en la Polla de Potrillos (G1) y en el Ricardo Ortíz de Zevallos (G1) de la última temporada, y cuarto en el Derby Nacional (G1), como uno de los más destacados 3 años.