Conocido aquí con el nombre de Jolly Good, el hijo de Heliostatic se impuso en el Piala Emas Sultan Selangor, en Kuala Lumpur

No hay grupo uno en el mundo que sea fácil. Podrá haber algunos más complicados que otros, pero todos bien difíciles, con la obligación de medirse con los “mejores que toquen”. Por eso no es cuestión de despreciar ninguna victoria en ese nivel que se consiga en cualquier punto del planeta turf.

Hace una semana llegaban grandes noticias para la Argentina y Sudamérica con el triunfo de Puerto Manzano (Seek Again) en la Summer Cup (G1) sudafricana, y esta vez las buenas importantes arriban desde Malasia, con otro gran triunfo para nuestra hípica y para nuestro continente, pues Teller, Jolly Good, tal como se lo conoció durante su paso por San Isidro y Palermo, se alzó en el Selangor Turf Club con el Piala Emas Sultan Selangor (G1), sobre 2000 metros y en el césped.

Con campaña previa en Singapur, el hijo de Heliostatic y Jolie Joan (Giant’s Causeway) que defiende los intereses del Ninetyfive Emperor vino siempre aguardando por dentro para desatar su atropellada en la larga recta local y poder dar alcance al neocelandés Golden King (Savabeel) en la parte final para superarlo por 3/4 de cuerpo, con Skydance Eclipse (Aus-Foxwedge) en tercera posición a 1 1/2 más. Cuarto, a 1 1/4 largo, terminó el también argentino Elite Remarkable (Sebi Halo), que compitió en nuestro país como Lochside y también pasó antes por Kranji.

El Piala Emas Sultan Selangor es la carrera más importante del año en Malasia y retornó al calendario en 2022 luego de haberse suspendido en 2020 y 2021 por efecto de la pandemia de Covid-19.

El aprendiz Nuqman Faris Rozi, uno de los jockeys del momento allí, fue el encargado de conducir a Teller. Tras la estupenda victoria contó: “Mi instrucción era venir controlando todo, no demasiado lejos, pero como el ritmo era bastante rápido, lo dejé algo más atrás y bien ubicado. En la recta pude advertir que los punteros se estaban cansando, pero mi caballo todavía tenía mucho combustible en el tanque. Moví las piernas y los brazos para encontrar balance y respondió de la mejor forma, y tuve que usar la fusta sólo en los 200 metros finales”.

Por su parte, Lim Shung You, preparador del argentino, agregó: “Lo había trabajado sobre 1775 metros la última semana y había estado muy bien. En su país era un fondista probado, y cargaba sólo 55 kilos. Lo que hizo Nuqman fue estupendo, y será seguramente un jockey campeón en algún momento”.

Con la chaquetilla del Haras El Angel de Venecia y al cuidado de José Orlando González, Teller ganó los clásicos Tresiete (L) y Granaderos a Caballo (L), llegando además cuarto en el Gran Premio Miguel A. Martínez de Hoz (G1), siempre sobre el césped de San Isidro.

Criado por el Haras Santa María de Araras, es la primera cría de su madre, una hermana materna de Joe Louis (Lode) y Johnny Guitar (Lode), ambos ganadores del Gran Premio 2000 Guineas (G1) y el segundo también del Gran Premio Estrellas Mile (G1).

Exportado a Singapur, Johnny Guitar ganó el Polytrick Mile Championship (G3), y Joe Louis fue crack en Arabia Saudita, donde se impuso en la versión 2008 del The Custodian of the Two Holy Mosques Cup (G1).

Teller ganó la carrera más importante del año en Malasia, y le dio al turf argentino y Sudamericano un nuevo triunfo de G1 a nivel mundial. En una temporada formidable fronteras afuera, el cierre viene estando de acuerdo con lo que se transitó al cabo del año…