El caballo uruguayo controló por 3/4 de cuerpo a Monte Pulciano en la agradable tarde de viernes porteña

El camino ascendente en la campaña del fondista uruguayo Little Vicky encontró su primer festejo importante durante la agradable tarde de viernes de Palermo. El hijo de T.H. Approval alcanzó una interesante victoria en el Clásico Tatán (2200 m, césped), ratificando todo lo bueno que venía de hacer cuando a fines de la temporada anterior escoltó a Solo Un Momento (Orpen) en el Ayacucho (G3), aunque aquella vez en la tierra.

Bien guiado por el brasileño Francisco Leandro, el zaino reservado del Stud-Haras Phillipson mostró en la recta su faceta de caballo parejo y seguidor, luego de que Timeless Call (Moount Nelson) marcara el camino desde la partida.

No fue fácil tampoco llegar sano y salvo adelante al disco, y muy influyente resultó la decisión que tomó su jockey al pisar el derecho, cuando prefirió ir por dentro que buscar una línea exterior, tentado por el hueco que dejó el puntero. De allí en adelante remó y trabajó el zaino preparado por José L. Correa Aranha, que dominaría prontito para después mantener a raya a sus rivales, controlando sobre el cierre y por 3/4 de cuerpo la atropellada de Monte Pulciano (Sixties Icon). A idéntico margen, Green Lemon (Equal Stripes) quedó tercero, con Timeless Call en cuarto a medio largo. Lejos, a 12, Sioropaluk (Jump Start) cerraba la marcha en actuación anormal.

Little Vicky demoró 2m15s45/100 en recorrer las 22 cuadras establecidas y así sumar la tercera victoria de una campaña que lo vio ganar debutando a $ 31,55 en la categoría alternativa de San Isidro sólo a mediados de junio último. En Pretty Bella, por el generoso Nedawi, Little Vicky lleva en sus venas la sangre de la fantástica Chaldee (Banner Sport) pues T.H. Approval, su padre, es un hijo de la inolvidable campeona Potrichal (Potrillazo), dueña de la Copa de Plata (G1) aquí y G3 en USA.