Tendrá para algunos meses de recuperación; Hassenah, a descansar 90 días en el Haras Santarem

Noticias fuertes llegan desde Brasil tras la disputa del XXXV Longines Gran Premio Latinoamericano (G1), el domingo último en el Club Hípico de Santiago. A su arribo a casa, el representante carioca Fillmore fue diagnosticado con una fractura en el nudo de su pata izquierda, por lo que ahora los veterinarios evalúan los pasos a seguir.

La lesión del hijo de Wild Event se suma a la detectada en la rodilla izquierda del G1 peruano Milos (Yazamaan), y por la que ya fue operado en Chile antes de emprender el regreso a Monterrico el próximo viernes junto con los demás integrantes de la delegación inca. Sin olvidar que el representante uruguayo Fitzgerald (Put It Back) no pudo siquiera competir luego de perder 2 herraduras en la mañana del viernes, provocándole el tema inconvenientes en sus vasos.

“Jorge Ricardo comentó que el caballo venía corriendo muy bien, pero que de repente perdió fuerza. Ahora, con los resultados de los estudios, entedemos las razones por las que no tuvo reacción en la recta final”, comentaron desde el equipo del defensor del Stud Black Opal.

Ganador del Clássico Escorial (G3), ahora Fillmore tendrá para algunos meses de inactividad, con lo que queda de lado cualquier posibilidad de que sea de la partida en el Grande Premio Sao Paulo (G1) o en el Grande Premio Brasil (G1), las dos competencias más importantes de la hípica brasileña.

También está fuera de ambas competencias la yegua Hassenah (Red Runner), que también tuvo un pálido paso por el Latinoamericano del último domingo. Según pudo saberse, ahora la zaina pasará 90 días descansando en el Haras Santarem, para recuperarse del esfuerzo y del viaje, por lo que nos tiempos no dan como para pensar en los grandes premios mencionados.

Marcos Rizzon

Jornal do Turfe