Caballo de enorme campaña, y ganador de 3 estadísticas de padrillos en Alemania, donde produjo 5 ganadores de G1, Helmut von Finck, le dedicó sentidas palabras

Soldier Hollow fue uno de esos caballos que se ganó el corazón de todos merced a una generosidad descomunal. Primero durante su brillante campaña, y luego con un andar estupendo en la reproducción, teniendo la capacidad de lucirse desde un haras en Alemania, un país no de los más potentes en cuanto a turf se refiere dentro del continente europeo, pero fuente permanente de grandes corredores.

Hijo de In the Wings e Island Race (Common Grounds), y criado por Car Colston Hall Stud, el zaino murió hace unas horas en el Gestut Auenquelle, donde había regresado tras unos días de internación en una clínica veterinaria de Telgte, siempre en Alemania.

Con los colores del Gestut Park Wiedingen, In the Wings ganó 12 carreras a través de 31 presentaciones, sumando 1.359.270 dólares en premios, no sólo luciéndose en las pistas germanas, sino también trascendiendo en Francia, Italia y los Estados Unidos.

Caballo del Año y múltiple Campeón Caballo Adulto en Alemania, Soldier Hollow ganó en dos oportunidades el Premio Roma (G1)  y Grosser Dallmayr-Preis-Bayerisches Zuchtrennen (G1), pero también se impuso en el Prix Dollar (G2), en el Merrill Lynch Euro-Cup (G2), en el Grosser Preis der Wirtschaft (G3), en el 49 Preis der Sparkassen-Finanzgruppe (G3), en el Lotto Hessen-Pokal (G3) y en el Preis des Gestut Wiesenhof-Dr. Busch-Memorial (G3).

Además terminó segundo en pruebas trascendentes como Premio Presidente della Repubblica Attheraces (G1) y tercero en esa misma competencia y en el Arlington Million (G1).

Ya en la cabaña, Soldier Hollow ganó 3 veces la estadística de padrillos y produjo nada menos que 30 ganadores de grupo, entre ellos 5 titulares de G1, destacándose el nombre de Pastorious, que se impuso en el Deutsches Derby (G1) y en el Prix Ganay (G1) francés. Ivanhowe, Weltstar y Serienholde también vencieron en la máxima escala.

“Soldier Hollow, el caballo de mi vida. Hiciste infinidad de cosas por mí y por la industria. Fuiste mi héroe, mi vida e infinitamente más. Descansa en paz, hoy no tengo palabras pero te llevaré siempre en mi corazón”, fueron las sentidas palabras que le dedicó Helmut von Finck en Facebook a su campeón.

No es fácil trascender desde una hípica menor, pero Soldier Hollow tuvo la capacidad para hacerlo no sólo corriendo, sino como reproductor. Con sólo releer el recuerdo de su dueño, alcanzará para entender todo lo que fue…